Japón revisa PIB al alza, pero el panorama es oscuro por el yen

viernes 10 de septiembre de 2010 07:44 CEST
 

Por Stanley White y Rie Ishiguro

TOKIO, 10 sep (Reuters) - La cifra de crecimiento económico de Japón en el periodo abril-junio fue revisada al 0,4 por ciento respecto al trimestre anterior, más que la estimación oficial inicial, pero la firmeza del yen y la floja expansión global no muestran un panorama alentador para las autoridades.

El Gobierno presentó el viernes un paquete de medidas para apoyar la economía pero los analistas dudan de que tenga un gran impacto dado que Japón tiene poco margen para un gran gasto con una deuda pública que duplica el volumen de su economía.

El Producto Interior Bruto revisado se traduce en un crecimiento anualizado del 1,5 por ciento, superando la medición inicial del 0,4 por ciento e igualando el pronóstico promedio del mercado, gracias a un crecimiento mayor de lo esperado en el gasto de capital.

El dato trajo poco consuelo para el Gobierno en su lucha con la deflación y la apreciación del yen, que tocó un máximo en 15 años contra el dólar esta semana pese a las medidas del Banco de Japón para relajar su política monetaria y amenazas de intervención en el mercado cambiario.

"La economía podría atravesar una etapa floja a fin de año o a comienzos del próximo año, a medida que la economía global se desacelere y la producción automovilística decline después de un pico de demanda de vehículos de consumo eficiente que termina en julio-septiembre", dijo Tatsushi Shikano, economista de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities.

"Aunque una recesión de doble caída es improbable en Japón, la fortaleza del yen y las caídas de las acciones pesarán sobre la economía, y las autoridades podrían verse empujadas a intervenir vendiendo yenes y suavizando la política monetaria para lidiar con ambas", agregó el analista.

El PIB revisado de Japón en el segundo trimestre estuvo en gran parte en sintonía con el crecimiento del 1,6 por ciento anualizado en Estados Unidos en el mismo periodo, mientras que la expansión intertrimestral estuvo por debajo del uno por ciento registrado en los 16 países de la eurozona.

El gasto de capital creció un 1,5 por ciento en el periodo abril-junio con respecto al trimestre anterior, más que el preliminar 0,5 por ciento y en línea con un pronóstico del mercado del 1,6 por ciento.