Logroño despide a los guardias civiles fallecidos en Afganistán

jueves 26 de agosto de 2010 21:15 CEST
 

MADRID, 26 ago (Reuters) - Los familiares, compañeros y amigos de los dos guardias civiles fallecidos el miércoles en Afganistán los despidieron el jueves por la tarde con un funeral en su cuartel de la Unidad de Acción Rural de Logroño presidido por los Príncipes de Asturias.

La misa fúnebre comenzó con retraso cerca de las nueve de la noche y tras la imposición por parte del príncipe Felipe de sendas cruces de mérito militar con distintivo rojo al capitán José María Galera y al alférez Abraham Leoncio Bravo, en un acto solemne al que también asistieron los ministros de Defensa, Carme Chacón, y el de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Los féretros de los guardias civiles fueron recibidos por la mañana por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la base madrileña de Torrejón junto al de su intérprete, el iraní nacionalizado español Ataollah Taefik, que fue trasladado por la tarde a Zaragoza donde mañana sus familiares celebrarán un funeral privado.

El suceso, , que el Gobierno español calificó como "atentado terrorista" premeditado, ocurrió el miércoles durante una clase de formación a la Policía afgana en la base de las tropas españolas en Qala e Naw, capital de la provincia de Badgis, cerca de la frontera con Turkmenistán.

Según la información del Ministerio del Interior español, un conductor de la policía afgana abrió fuego contra los agentes del instituto armado y su intérprete, causando su muerte. El atacante fue después abatido por la patrulla de la Guardia Civil presente en la base.

La Guardia Civil participa en misiones de formación de la Policía afgana en la base de Qala e Naw. Los dos agentes muertos se encontraban en la misión desde marzo de este año y su regreso a España estaba previsto para el próximo 22 de septiembre.

Según el ministro del Interior, el autor era el conductor de uno de los dos oficiales, con los cuales trabajaba desde el principio de la misión y no tenía grado de policía. El ministro no pudo confirmar si el ataque fue obra de los talibanes.

Tras el atentado, un grupo de ciudadanos afganos se acercó a las inmediaciones de la base, donde se produjeron algunos intentos de asalto que fueron repelidos por miembros del Ejército y de las fuerzas policiales afganas.

Tras la muerte de los dos agentes del instituto armado, ascienden a 92 los fallecidos en la misión española en Afganistán, según datos del Ministerio de Defensa.   Continuación...