La recuperación alemana se moderará en el segundo semestre

viernes 20 de agosto de 2010 15:45 CEST
 

BERLIN, 20 ago (Reuters) - La recuperación económica de Alemania probablemente continuará en el segundo semestre, aunque a un ritmo más lento debido a la desaceleración de la demanda extranjera, dijo el viernes el Ministerio de Finanzas alemán en su informe mensual.

La mayor economía de Europa informó la semana pasada de un crecimiento del 2,2 por ciento en el segundo trimestre, la tasa más acelerada desde su reunificación, lo que alentó las expectativas.

Por tanto, el Gobierno tendrá que modificar considerablemente su previsión oficial de crecimiento anual, que actualmente se encuentra en un 1,4 por ciento, dijo el ministerio.

El banco central alemán, Bundesbank, dijo el jueves que Alemania tendrá un crecimiento de cerca del 3 por ciento en el 2010, por sobre el 2 por ciento previsto en junio, con lo que se alineó con las expectativas del mercado.

"Los indicadores económicos mensuales apuntan a un buen inicio del tercer trimestre para la economía alemana", afirmó el ministerio, que agregó que las tendencias al alza se estaban diversificando, con el consumo privado y la inversión que contribuyen al crecimiento tal como las exportaciones.

"La velocidad económica probablemente será considerablemente menos fuerte en la segunda parte del año que en la primera", agregó.

La secretaría de Estado dijo que la continua recuperación del mercado laboral probablemente impulsará aún más el consumo privado. El desempleo alemán cayó en junio a su menor nivel desde noviembre de 2008, en su décimo tercera baja mensual consecutiva.

Sin embargo, el estímulo que la demanda externa implicó para la economía alemana podría moderarse bastante en el segundo semestre, auguró el ministerio.

La recaudación tributaria del Gobierno federal y de los estados alemanes probablemente sea mejor de lo esperado.

La recaudación cayó un 0,9 por ciento entre enero y julio comparado con el mismo periodo del año pasado. Un comité de expertos en impuestos había anticipado que la recaudación bajaría un 2,6 por ciento en el año.

Los ingresos por los impuestos corporativos pagados por las grandes empresas crecieron un 25,6 por ciento en el periodo de enero a julio.