La economía china se desacelera moderadamente, como quería Pekín

jueves 15 de julio de 2010 07:44 CEST
 

Por Zhou Xin y Simon Rabinovitch

PEKÍN, 15 jul (Reuters) - La economía de China se desaceleró en el segundo trimestre mientras el Gobierno conduce la política fiscal y monetaria de regreso a la normalidad después de un aumento récord del crédito el año pasado para contrarrestar la crisis financiera mundial.

El crecimiento del Producto Interior Bruto anual moderó su ritmo desde el 11,9 por ciento que alcanzó en el primer trimestre a un 10,3 por ciento, dijo el jueves la Oficina Nacional de Estadísticas. La cifra fue un poco menor a las previsiones del mercado de un 10,5 por ciento.

Otros datos sugieren que los límites a los préstamos a compradores de casas y autoridades locales, junto a una caída en el gasto de estímulo del Gobierno y el fin de un inventario de reconstrucción, tuvieron un mayor impacto a medida que el trimestre se acercaba a su cierre.

Los economistas no prevén una respuesta de política dramática ante los datos del jueves. El Gobierno ingenió la desaceleración - los mercados temían un sobrecalentamiento - y el primer ministro Wen Jiabao había dicho que la economía avanzaba en la dirección esperada.

"El PIB y otros datos de la actividad están básicamente en línea con las expectativas, y son consistentes con nuestra visión de que la recuperación de China está desacelerando su ritmo rápido en el primer trimestre, pero sigue siendo relativamente sólida, por el momento", dijo Brian Jackson, estratega del Banco Real de Canadá en Hong Kong.

El crecimiento industrial se desaceleró a un 13,7 por ciento en lo que va del año hasta junio, por debajo de las previsiones de 15,3 por ciento y el crecimiento de un 16,5 por ciento de mayo.

"La buena noticia es que la economía está aguantando. La mala noticia es que la inversión está disminuyendo, por lo tanto la demanda por materias primas va a caer", dijo Dong Tao, principal economista para Asia sin incluir Japón del Credit Suisse en Hong Kong.

Los futuros del yuan en el extranjero mostraron pocas reacciones a las cifras, que han circulado por los mercados de China desde el martes. La bolsa de valores de Shanghái ganó un 0,5 por ciento y las acciones de Asia Pacífico fuera de Japón recortaron pérdidas anteriores y se mantenían estables en una señal de alivio porque los datos no mostraron sorpresas negativas.   Continuación...