Los jóvenes: la generación perdida de Italia

domingo 4 de julio de 2010 16:47 CEST
 

Por Deepa Babington

ROMA, 4 jul (Reuters) - Tras haberse quedado algunas veces en casa de la "mamma" por amor a sus platos de pasta casera, ahora un creciente número de italianos jóvenes se ven forzados a vivir con sus padres porque no pueden hallar un trabajo estable o pagar sus propios alquileres.

Cuando agentes inmobiliarios mostraron este año un apartamento en alquiler a una joven pareja en Roma, fueron sorprendidos por los inquilinos en potencia, que aparecieron con una pandilla de amigos y botellas de vino espumoso.

La "fiesta-protesta" había sido preparada por la pareja, que organizó la cita para ver el apartamento sabiendo que no podrían pagarlo.

Su objetivo era resaltar que alquilar una casa está más allá de las posibilidades de muchos jóvenes, el segmento de la sociedad más duramente golpeado por la crisis económica.

"Queríamos destacar que muchos italianos no pueden irse de la casa de sus padres. Es una forma de provocación", dijo Chiara Bastianni, de 25 años, del grupo "Fai la Valigia" (Haz la maleta), que se encargó de organizar la poco ortodoxa protesta.

Conseguir un empleo estable hace mucho que es difícil para los jóvenes, pero la recesión de la economía mundial acabó con los pocos empleos disponibles para ellos.

Los enchufes son esenciales para obtener los pocos puestos disponibles en el sector público, mientras que los comercios realizan a menudo contratos a corto plazo para eludir las rígidas leyes laborales.

Tras la profunda recesión en 2008 y 2009, casi un 60 por ciento de las personas de entre 18 y 34 años vive ahora con sus padres, comparado con el 49 por ciento de 1983, según la agencia nacional de estadísticas Istat.   Continuación...