La nueva entrega de "Crepúsculo" arrasa en Norteamérica

domingo 4 de julio de 2010 13:24 CEST
 

LOS ÁNGELES, 4 jul (Reuters) - La nueva entrega de la saga "Crepúsculo" ha sobrepasado los 100 millones de dólares (unos 79,5 millones de euros) tras su tercer día en la taquilla norteamericana, y podría acercarse a los 200 millones durante el fin de semana festivo en Estados Unidos, según estimaciones publicadas el sábado.

"La saga de Crepúsculo: Eclipse", tercera entrega de la romántica serie de vampiros, vendió alrededor de 121,4 millones en entradas entre el miércoles y el viernes, dijo la distribuidora Summit Entertainment.

Para el tradicional intervalo de viernes a domingo, el estudio prevé unas ventas de 80,2 millones de dólares, y un total de 105,1 millones de dólares contando la taquilla del lunes, festivo en Estados Unidos. Con ello, la película ganaría una suma récord de 198,9 millones de dólares en seis días.

La mayor recaudación durante un estreno lanzado el Día de la Independencia de Estados Unidos fue la de "Spider-Man 2" en 2004, que obtuvo 180 millones de dólares en sus primeros seis días, tras ser estrenada también un miércoles.

Respecto a los otros filmes de la serie "Crepúsculo", "Luna Nueva" recaudó en noviembre 179 millones de dólares en sus primeros seis días, en un periodo no festivo. El año anterior, la primera entrega de la saga consiguió una suma de 88 millones de dólares durante el mismo intervalo de tiempo.

La venta de entradas para la nueva película puede variar ampliamente con las nuevas estimaciones del domingo o el lunes. En algunas ocasiones, los estudios entregan pronósticos más conservadores sobre las posibles ventas de una película. Las cifras finales se revelarán el martes.

Si las estimaciones iniciales se mantienen, "Eclipse" se situaría en el tercer puesto entre los estrenos más rentables de todos los tiempos, detrás de "El caballero oscuro" (222 millones de dólares) y "Transformers: La venganza de los caídos" (215 millones de dólares), según Box Office Mojo.

La película narra el romance entre la adolescente Bella Swan (Kristen Stewart) y el vampiro Edward Cullen (Robert Pattinson) mientras el hombre lobo Jacob Black (Taylor Lautner) intenta ganarse el corazón de la joven.