La prensa española considera la reforma laboral demasiado vaga

jueves 17 de junio de 2010 10:35 CEST
 

MADRID, 17 jun (Reuters) - Algunos editoriales de periódicos españoles acusaron el jueves al Gobierno de falta de convicción a la hora de presentar unas reformas laborales que fueron calificadas de poco claras.

La reforma laboral es considerada crucial para garantizar el crecimiento económico a largo plazo y disipar las dudas sobre la capacidad del Gobierno socialista para afrontar una crisis que ha hinchado el déficit público al 11,2 por ciento del PIB el año pasado y más que duplicado la tasa de paro, al 20 por ciento.

El diario El País, el de mayor tirada y de línea progresista, dijo en su editorial: "La reforma laboral del Gobierno (...) no acaba de cristalizar en una propuesta nítida y convincente (...) (y) las vacilaciones demuestran que el Gobierno no tiene claros cuáles son los límites de la reforma laboral que pretende".

El periódico subrayó que dado que el Ejecutivo pretende tramitar el decreto como proyecto de ley, se traslada ahora a la oposición el peso de aclarar aspectos cruciales de la reforma, como la causa de despido, las cláusulas de descuelgue o la contratación temporal.

"Si se trata de transmitir firmeza a los mercados, el juicio de los inversores queda suspendido hasta que se apruebe la ley". "El Gobierno (...) ya no tiene margen de maniobra", añadió.

El Mundo, de línea más conservadora, también incidió en esta idea de la falta de claridad: "No es descabellado pensar que el Gobierno ha querido oscurecer deliberadamente algunos aspectos clave de la reforma del mercado de trabajo, como el abaratamiento real del despido".

El editorial señaló que El Mundo está a favor de la intención del Ejecutivo de emprender la reforma laboral más ambiciosa en 35 años, "pero habría que preguntar al presidente por qué la mano que no le ha temblado para reducir el sueldo de los funcionarios o congelar las pensiones ha sido demasiado débil para dinamizar las reglas del mercado de trabajo".

En este sentido, añadió que el decreto aprobado era una mera declaración de intenciones que generaba más incertidumbres que certezas.

Por último, el diario de derechas ABC dijo que el texto era insuficiente y añadía aún más incertidumbre sobre las posibilidades de afrontar la crisis de solvencia de la economía española.