Obama defiende enérgicamente la gestión del vertido

martes 8 de junio de 2010 07:15 CEST
 

WASHINGTON, 8 jun (Reuters) - En sus palabras más enérgicas hasta la fecha tras ser criticado por su respuesta al derrame de crudo en el Golfo de México, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que está hablando con expertos porque quiere saber "qué traseros hay que patear".

"No me siento a hablar con expertos porque este sea un seminario universitario. Hablamos con estas personas porque ellas potencialmente tienen la mejor respuesta para saber qué traseros hay que patear", dijo Obama en una entrevista emitida el martes por el programa "Today" de NBC News.

Al mencionar los pagos de altos dividendos de BP, Obama sostuvo que en lugar de eso la petrolera británica debería pagar compensaciones.

"Debemos asegurarnos de que cada persona que haya sido afectada por ésto sea compensada apropiadamente y reciba una restitución completa", manifestó Obama.

BP está bajo presión política para suspender su pago de dividendos -que suman 10.500 millones de dólares al año- luego de que dos senadores estadounidenses hicieron un llamamiento para que la firma no pague a sus accionistas hasta que se conozcan los costes totales por la limpieza del derrame.

Se prevé que BP anuncie su dividendo y resultados en el segundo trimestre el 27 de julio.

En su tercer viaje a la costa de Luisiana desde que comenzó el derrame, Obama dijo a periodistas la semana pasada que BP no debería "escatimar costes" respecto a las demandas de daños de los residentes en la costa estadounidense del golfo de México, mientras gasta miles de millones en dividendos.

Obama, quién se ha comprometido repetidamente a hacer que la compañía asuma su responsabilidad por el desastre y a asegurarse que pague la cuenta por la limpieza, ha llamado a BP a pagar de manera expedita las demandas por daños.