El mayor sindicato italiano estudia una huelga por los recortes

miércoles 26 de mayo de 2010 14:49 CEST
 

Por Deepa Babington

ROMA, 26 may (Reuters) - El plan de austeridad de Italia de 24.000 millones de euros amenaza con erosionar la popularidad del Gobierno y podría desembocar en una convocatoria de huelga general por parte de uno de los principales sindicatos, que asegura que perjudicará a los más débiles y no afectará a los ricos.

El martes por la noche el Gobierno aprobó recortar la financiación a los ayuntamientos y congelar los salarios de los funcionarios, uniéndose a España y Portugal, que también tuvieron que lanzar medidas de ajuste para evitar el contagio de la crisis griega.

En una muestra de que se podría estar preparando una reacción pública como la que teme el primer ministro, Silvio Berlusconi, el mayor sindicato del país se unió a otras organizaciones menores y a la oposición de centroizquierda en atacar las medidas.

"Si soy un ciudadano que gana un millón de euros al año gracias a ganancias de capital, no desembolso un solo euro en nombre de los sacrificios", dijo al diario La Stampa Guglielmo Epifani, líder del sindicato CGIL, que tiene cerca de cinco millones de afiliados.

"No hay necesidad de grandes palabras. Esperaba medidas de austeridad más equitativas. No me parece que sea el caso", declaró.

El sindicato decidirá si convoca una huelga general después de estudiar las medidas de austeridad que Berlusconi presenta el miércoles.

Las huelgas son habituales en Italia, pero un paro nacional aumentaría la presión sobre el primer ministro, que hasta ahora ha tratado de restar importancia a la crisis, calificándola de producto de la imaginación de la izquierda.

Los otros dos mayores sindicatos, CISL y UIL, hicieron más críticas al plan, pidiendo más recortes en las gratificaciones que reciben los políticos para salvar "una economía en guerra".   Continuación...