Italia se une al club europeo de la austeridad

martes 25 de mayo de 2010 15:25 CEST
 

Por Philip Pullella

ROMA, 25 may (Reuters) - Italia se sumó el martes de mala gana al club europeo de la austeridad, con un presupuesto que se espera que afecte a todo, desde el gasto sanitario a los peajes o los salarios de los humildes y los poderosos.

"Será duro, con grandes sacrificios", dijo Gianni Letta, secretario de Gabinete y mano derecha del primer ministro Silvio Berlusconi.

Tras meses diciéndoles a los iltalianos que las finanzas del país eran inmunes a una crisis similar a la griega, el Gobierno ha optado por lo que espera que sea un golpe preventivo para evitar lo peor.

Roma se suma a Grecia, España y Portugal en la puesta en marcha de programas para recortar los déficits presupuestarios, centrados en recortes del sector público destinados a recuperar la confianza de los inversores tras un rescate de 110.000 millones de euros para Grecia y el establecimiento de un programa de seguridad por 1 billón de dólares para intentar evitar el efecto contagio.

El paquete, que el ministro de Economía Giulio Tremonti detallará cuando el gabinete se reúna para aprobarlo, pretende reducir el déficit presupuestario en aproximadamente 26.000 millones de euros en dos años, con recortes de 13.000 millones de euros en 2011.

Las medidas recortarán las contrataciones en el sector público y congelarán los sueldos durante tres años, retrasan la edad de jubilación de los funcionarios y reducen los fondos para los gobiernos locales, según el borrador del decreto, los comentarios de Tremonti el lunes por la noche y las informaciones en los periódicos.

El gasto farmacéutico en el sistema sanitario público se someterá a estrictos controles para eliminar los abusos y el mal gasto. El Gobierno tratará de frenar la evasión de impuestos declarando ilegales las transacciones de efectivo de más de 5.000 euros.

Los gobiernos locales y regionales serán presionados para contribuir con 5.800 millones de euros en recortes de gastos en 2011-2012, que podría afectar a colegios, hospitales y mantenimiento de carreteras.   Continuación...