13 de mayo de 2010 / 14:28 / hace 7 años

ACTUALIZA-Peticiones de subsidio en EEUU apuntan a paro elevado

(añade información)

WASHINGTON, 13 may (Reuters) - El número de estadounidenses que solicitó beneficios por desempleo cayó ligeramente en la última semana, resaltando los desafíos que afronta el mercado laboral, mientras que los precios de las importaciones apuntaron a una inflación controlada.

El Departamento de Trabajo dijo el jueves que las solicitudes iniciales de beneficios estatales para desempleados cayeron en 4.000 a una base desestacionalizada de 444.000 en la semana terminada el 8 de mayo frente a una cifra revisada a 448.000 en la semana inmediatamente anterior.

Los analistas consultados por Reuters esperaban una cifra de 440.000, frente al dato original de 444.000 en la semana previa.

En un segundo informe, el departamento dijo que los precios de las importaciones registraron un incremento del 0,9 por ciento el mes pasado debido al alza de los precios del petróleo, tras anotar un alza del 0,5 por ciento en marzo.

Sin embargo, excluyendo la volátil categoría del crudo, los precios de las importaciones vieron un incremento marginal.

Analistas señalaron que el leve declive en las solicitudes de subsidios por desempleo en un contexto en que el ritmo del crecimiento de la creación de empleos registra incrementos es desconcertante, y apunta a una elevada tasa de desempleo.

“Se están creando más empleos, pero la tendencia general es que las empresas siguen siendo reticentes a contratar. El dato muestra que se trata de una falta de contratación y no de que la gente esté siendo despedida”, dijo Gary Shilling, presidente de A. Gary Shilling & Co en Springfield, Nueva Jersey.

“Por eso la tasa de desempleo se mantiene donde está”, señaló.

Actualmente, el nivel de desocupación en Estados Unidos es del 9,9 por ciento.

Aunque las denominadas solicitudes iniciales de ayuda por desempleo están disminuyendo lentamente, otros indicadores del mercado laboral -incluyendo el influyente informe de nóminas no agrícolas del Gobierno- sugieren que el empleo está cobrando fuerza a medida que aumenta la confianza entre los empresarios del sector privado.

Según un informe del Gobierno divulgado la semana pasada, las nóminas crecieron al ritmo más intenso en cuatro años durante abril. Este fue el cuarto mes en que la economía creó empleos.

Sin embargo, el mercado laboral aún afronta grandes desafíos. El número de personas que reciben beneficios estatales tras una primera semana de ayuda subió inesperadamente en 12.000 a 4,63 millones en la semana finalizada el 1 de mayo.

Este nivel superó las expectativas del mercado para una lectura de 4,58 millones. La tasa de desempleo asegurado, que mide el porcentaje de fuerza laboral asegurada que está sin trabajo, se mantuvo sin cambios en 3,6 por ciento por cuarta semana consecutiva.

Con un nivel de desempleo elevado y las presiones inflacionarias relativamente controladas, la Reserva Federal no tendría problemas para mantener su promesa de bajas tasas de interés por un período prolongado.

El segundo informe del Departamento de Trabajo mostró que los precios de las importaciones excluyendo el petróleo aumentaron un 0,3 por ciento, tras caer un 0,1 por ciento en marzo.

Este informe mostró también que los precios de las exportaciones subieron un 1,2 por ciento en abril, tras ver un avance del 0,7 por ciento el mes anterior. Los analistas esperaban que los precios de las exportaciones subieran un 0,4 por ciento.

En el año hasta abril, los precios de las exportaciones vieron un incremento del 5,7 por ciento, su mayor alza desde julio de 2008.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below