El mercado golpea la deuda de Grecia, duras condiciones Alemania

lunes 26 de abril de 2010 20:46 CEST
 

Por Angeliki Koutantou y Paul Carrel

ATENAS/BERLÍN, 26 abr (Reuters) - Alemania dijo el lunes que podría ofrecer ayuda a Grecia en unos días si este país aceptaba tomar nuevas dolorosas medidas de austeridad, pero los temores al rescate financiero dispararon el coste de asegurar la deuda helena contra la moratoria a un nuevo récord.

La canciller germana, Angela Merkel, dijo que Alemania, que ha adoptado una línea dura respecto a la asistencia a Grecia, se manifestó dispuesta a comprometer fondos para defender el euro si Atenas demostraba que podía realizar nuevos ahorros y poner a su economía de vuelta en la senda del crecimiento.

Los costes de endeudamiento de Grecia treparon a un nuevo máximo de 12 años, debido a la preocupación de los inversionistas de que la asistencia llegue demasiado tarde para evitar la primera suspensión de pagos de deuda soberana de la zona euro.

"Es increíble que un país miembro de la zona euro se encuentre a sólo tres semanas de caer en una potencial moratoria, con una clara posibilidad de que la incertidumbre sólo sea resuelta en el último minuto", dijo Marco Annunziata, economista jefe de UniCredit MIB.

La preocupación sobre el riesgo de crédito soberano también pesaba sobre el euro y las acciones bancarias, e impulsaba el costo de asegurar la deuda de Portugal a nuevos máximos, subrayando las preocupaciones de que podría ser el próximo estado de la zona euro en sufrir una crisis de deuda.

Merkel, que se enfrenta a una resistencia pública a ofrecer ayuda a Grecia pero quiere tranquilizar a los mercados, dijo que Grecia debe comprometerse a tomar más medidas de ahorro, pero también dejó claro que Berlín estaba cerca de la decisión de garantizar la ayuda.

"Necesitamos un desarrollo positivo en Grecia junto con medidas de ahorro adicionales", dijo Merkel a la prensa en Berlín. "Alemania colaborará si se cumplen las medidas adecuadas. Eso tomará unos pocos días más", agregó.

El apoyo de Alemania, la mayor economía de Europa, es vital para la ayuda, pero la población alemana se opone al rescate financiero y el Gobierno está adoptando una línea dura respecto a las condiciones.   Continuación...