Reino Unido mantendrá la mayor nota crediticia, dice Brown

miércoles 10 de marzo de 2010 18:25 CET
 

Por Keith Weir y Matt Falloon

LONDRES, 10 mar (Reuters) - El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo el miércoles que cree que su país conservará su calificación de crédito "AAA" y anunció una congelación salarial para los empleados públicos de alto rango y oficiales militares con el fin de controlar un déficit fiscal récord.

En un discurso en el que detalló sus planes económicos a pocas semanas de las elecciones generales, Brown sostuvo que la recuperación económica sigue siendo frágil y que cambiar el curso en este momento podría conllevar el riesgo de recaer en la recesión.

Su mensaje contrastó con el líder del opositor Partido Conservador, David Cameron, quien ha centrado su campaña en el lema "tiempo de cambio" y ha planteado tomar prontas medidas para recortar un déficit que se estima superaría el 12 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) este año.

"Afrontamos decisiones cruciales. Recortar (el gasto fiscal) ahora en el país - no proteger nuestros servicios básicos, no invertir en los sectores de crecimiento para el futuro - podría llevar nuestra economía de vuelta a la recesión", dijo en un discurso en la sede de Thomson Reuters en Londres.

Brown, quien fue ministro de Finanzas durante una década hasta 2007, dijo que los recortes de gastos sólo se podrían hacer una vez que esté asegurada la recuperación. Pero los intranquilos mercados deberán tomar en cuenta el compromiso del Gobierno de reducir a la mitad el déficit dentro de cuatro años.

"Este plan de reducción de déficit a cuatro años, legalmente vinculante, legislado en el Parlamento, creo que es muy claro y creo que los mercados deben entenderlo", advirtió.

Brown señaló que creía que el vencimiento a más largo plazo de la deuda del Gobierno británico ponía al país en mejor posición que la de otras naciones con abultados déficits.

En un discurso de la semana pasada, el portavoz en materia económica de la oposición, Ken Clarke, estableció un paralelo entre Reino Unido y Grecia, que atraviesa por una grave crisis de deuda.   Continuación...