La Comisión Europea habla de una recuperación económica frágil

jueves 25 de febrero de 2010 14:05 CET
 

BRUSELAS, 25 feb (Reuters) - La economía de la Unión Europea se está recuperando de la recesión más profunda y larga de su historia, pero el crecimiento aún es frágil, dijo el jueves la Comisión Europea, señalando que los riesgos sobre el panorama están bastante equilibrados.

El órgano ejecutivo de la UE estimó que tanto la zona euro como el conjunto del bloque de 27 países crecería un 0,7 por ciento este año tras contraerse un 4,0 y un 4,1 por ciento, respectivamente, durante el 2009.

"Con muchos de los principales motores de la recuperación siendo todavía temporales en la UE y a nivel global, la fortaleza de la recuperación aún está por probarse", dijo la Comisión en un comunicado.

En sus proyecciones preliminares para el 2010, la Comisión señaló que mientras una demanda global mejor a la esperada podría impulsar las exportaciones, la inversión seguía siendo muy débil, reflejando una tasa de uso de la capacidad instalada excepcionalmente baja.

"Un panorama contenido para la inversión tradicionalmente implica un mercado laboral débil, lo que a su vez golpearía el consumo privado", dijo la Comisión.

Para la inflación de la zona euro, prevé una tasa del 1,1 por ciento en el 2010, por debajo de la meta del Banco Central Europeo de cerca pero debajo del 2 por ciento.

En toda la UE, los precios subirían un 1,4 por ciento, por encima del 1,3 por ciento pronosticado en noviembre.

"Una ociosidad considerable en la economía mantendría controlada la inflación, atenuando los incrementos en los precios de la energía y los precios de las materias primas", indicó el informe.

La Comisión consideró que los riesgos sobre el panorama de inflación y del crecimiento económico están mayormente equilibrados.

"En el lado negativo, la situación de los mercados financieros sigue siendo altamente incierta y sujeta a riesgos adversos", alertó la Comisión.

"En el lado positivo, el vigor de la recuperación global, sobre todo en los países emergentes de Asia, y el inminente cambio en el ciclo de inventarios en la UE tendrían mayor impacto sobre la demanda interna que lo previsto", dijo.