Los griegos creen que la austeridad va en la buena dirección

lunes 22 de febrero de 2010 11:37 CET
 

ATENAS, 22 feb (Reuters) - La mayoría de los griegos piensan que las medidas de austeridad tomadas por el Gobierno socialista para sacar al país de la crisis fiscal van en la dirección correcta, según un sondeo publicado el fin de semana.

Presionados por los mercados financieros y por sus socios en la Unión Europea, Grecia ha congelado los salarios de los funcionarios y recortado los porcentajes de sueldos un 10 por ciento este año, para reducir la factura salarial mientras lucha por recortar su déficit presupuestario en un 4 por ciento del PIB.

Un sondeo de Marc para el periódico Ethnos del domingo mostró que el 57,6 por ciento considera que las medidas para abrocharse el cinturón van en la dirección correcta y el 74,2 por ciento cree que el Gobierno tardó demasiado en reaccionar.

El sondeo también mostró que un 75,8 por ciento de los griegos pensaban que no debería haber acciones de huelga hasta que la crisis haya pasado.

Los sindicatos de la función pública y del sector privado llevarán a cabo una huelga de un día el miércoles para protestar contra el paquete de austeridad, poniendo a prueba la resolución gubernamental cuando puede haber en espera medidas adicionales como el incremento del IVA.

Los funcionarios aduaneros que protestan por la congelación salarial volvieron a trabajar el lunes después de que un tribunal declarara ilegal su protesta.

Los paros, que comenzaron a desmoronarse el viernes pasado cuando algunas regiones votaron a favor de interrumpir las acciones, habían llevado a escasez de petróleo en las estaciones de servicio de Atenas.

Los sondeos mostraron que una mayoría del 51,3 por ciento pensaba que las medidas gubernamentales bajo supervisión de la UE llevarán al país a salir de la crisis fiscal, mientras que un 43 por ciento dijo que no.

El primer ministro, Georgios Papandreu, ha dicho que el Gobierno hará lo que sea necesario para asegurarse de que no se abandona el plan fiscal respaldado por la UE y que tiene como objetivo reducir el agujero presupuestario hasta el 8,7 por ciento del PIB este año.

Según el sondeo, el 64,1 por ciento cree que las medidas de austeridad no se difunden de forma justa, y sólo el 28,8 por ciento dice que el Gobierno está haciendo esfuerzos para compartir el peso de forma equitativa.