El plan de reforma laboral no genera mucho entusiasmo

sábado 6 de febrero de 2010 16:38 CET
 

Por Elisabeth O'Leary y Paul Day

MADRID, 6 feb (Reuters) - La propuesta del gobierno español para la reforma laboral, vital para recobrar la confianza de los inversores y poder esquivar un crisis presupuestaria similar a la griega, no fue recibida el sábado con demasiado entusiasmo en el país después de que el anteproyecto de las pensiones tampoco se aclarase.

Los comentaristas calificaron de débil el plan de la reforma laboral al no hacer frente a la cuestión del abaratamiento del coste del despido de los trabajadores.

Sin embargo, en una recesión que ha dejado sin trabajo a casi el 20 por ciento de los trabajadores españoles, la propuesta del viernes al menos consigue una luz verde inicial de cara al acuerdo entre sindicatos y empresarios.

Esta luz ofrece un respiro para el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que está luchando con una crisis de credibilidad y un altísimo déficit presupuestario que no puede reducir si no mejora las tasas de desempleo.

El diario El Mundo criticó a Zapatero por no presentar medidas más concretas. "Sigue dando la impresión de que Zapatero no es consciente de la magnitud de la crisis", manifestó en un editorial.

El Banco de España ha dicho que el país sólo puede conseguir salir de su depresión más profunda en 40 años a través de una reforma laboral.

La reforma laboral de Zapatero hará revivir las conversaciones que se habían estancado durante meses, amontonando los problemas de España. Aunque no ha eliminado la amenaza de una huelga general realizada por el mayor sindicato tras la mal llevada propuesta sobre las pensiones de la semana pasada, que enfureció incluso a los partidarios de Zapatero.

Hacer el mercado de trabajo español más eficiente aseguraría a los inversores que el gobierno será capaz de aumentar los ingresos por impuestos cuando se recojan los beneficios de la actividad económica derivados de los cambios, así como controlar el gasto social, como las prestaciones por desempleo.   Continuación...