Zapatero dice que el sistema financiero español es "sólido"

viernes 5 de febrero de 2010 07:57 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El presidente José Luis Rodríguez Zapatero, ante la preocupación de los inversores extranjeros sobre el endeudamiento de España, aseguró el jueves en Washington que el país es financieramente "sólido" y que controlará el déficit público.

El presidente del Gobierno admitió que España afronta grandes retos económicos, pero indicó que no ha tenido que inyectar fondos en su sistema financiero, como han hecho otros países.

"Esto es una garantía para el compromiso de reducir el déficit público", manifestó durante una conferencia en el Consejo Atlántico, un centro de estudios especializado en seguridad y defensa, en la que consideró "con poco fundamento y conocimiento algunas críticas que se hacen fuera de España".

La bolsa española cerró el jueves a su nivel más bajo desde el 22 de julio pasado, al aumentar los temores por la salud de la economía y las finanzas públicas del país, lo que provocó que el Ibex-35 registrara un recorte de casi el seis por ciento y se disparara el coste de la deuda pública.

"Este no es un momento fácil para España, que afronta retos económicos de gran magnitud, al igual que otros países", dijo ante numerosos líderes políticos y económicos de Estados Unidos. "Pero España tiene un sistema financiero sólido y fuerte y es el único país desarrollado que no ha visto la crisis de un banco".

Sus palabras parecían dirigidas a desactivar los temores en el mercado por los problemas fiscales en países fuertemente endeudados como España, Grecia y Portugal, lo que ha dañado también al euro.

El jueves, el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo que el presidente español afronta a una difícil situación en relación con la reforma del sistema de pensiones pero que España necesita hacer un esfuerzo para saca su economía de la crisis financiera.

"Entiendo la situación de Zapatero. Es muy difícil. La crisis en España es muy profunda, notablemente por la situación inmobiliaria", declaró a la radio francesa RTL. "Pero los españoles realmente necesitan hacer un esfuerzo considerable".

España tiene un problema de credibilidad en los mercados de deuda debido a que los economistas ponen en duda las previsiones de crecimiento del tres por ciento en 2012 en las que el Gobierno ha basado sus proyecciones de déficit fiscal. Temen que el país afronte un largo periodo de estanflación, con un tipo de cambio del euro relativamente alto, elevados montos de deuda privada y los efectos de la crisis inmobiliaria.   Continuación...