El plan bancario de Obama logra un respaldo cauto en Europa

viernes 22 de enero de 2010 14:19 CET
 

PARÍS/LONDRES, 22 ene (Reuters) - Alemania, Francia y Reino Unido ofrecieron el viernes cierto respaldo al plan del presidente estadounidense, Barack Obama, de limitar el tamaño y la asunción de riesgos por parte de los bancos, que ha conmocionado a los mercados y podría reescribir el orden financiero mundial.

Pero dado que cada uno de ellos tiene sus propias ideas sobre la regulación bancaria, no llegaron a comprometerse a seguir sus pasos, y varios expertos dijeron que la iniciativa radical del presidente estadounidense podría ensombrecer el enfoque global solicitado por el G-20.

Obama hizo sus propuestas el jueves, afirmando que estaba preparado para enfrentarse a la resistencia de los bancos de Wall Street, a los que culpa de ser unos de los causantes de la crisis financiera mundial.

El plan evitaría que los bancos o las instituciones financieras que poseen bancos inviertan, controlen o patrocinen fondos de cobertura o fondos de capital privado. Fijaría un nuevo límite al tamaño de los bancos en relación con el sector financiero general y quizás de manera más radical, podría prohibir a las instituciones operaciones de intermediación no vinculadas a los clientes que sirve, para su propio beneficio.

Estas operaciones suponen que los bancos hagan apuestas en los mercados con su propio dinero y son la fuente de una gran parte de los enormes beneficios de los bancos, tanto antes como después de la crisis financiera.

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, recibió con agrado la propuesta, afirmando que es un "muy, muy buen paso adelante".

"Ven que la regulación, que era una palabra tabú que era difícil de pronunciar en los círculos financieros en Estados Unidos, es vital para contener y limitar los excesos bancarios", agregó.

Un portavoz del primer ministro británico, Gordon Brown, se mostró "cómodo" con el núcleo del plan, pero añadió que tenía que estudiar los detalles, ya que los países tienen necesidades diferentes. Por su parte, la oposición conservadora - que en las encuestas figura como favorita para acceder al poder en las elecciones previstas para junio - expresó un claro respaldo.

Las dudas se mantienen respecto a si el esquema de Obama será promulgado sin cambios, dado que su partido perdió un escaño clave en el Senado que lo priva de la "súper mayoría" que tenía en esa cámara, aunque sí tendrá el respaldo popular.   Continuación...