La economía de Japón crece un 1,2% en el tercer trimestre

lunes 16 de noviembre de 2009 13:56 CET
 

TOKIO, 16 nov (Reuters) - Japón creció en el tercer trimestre a su mayor ritmo en más de dos años porque los planes de estímulo elevaron el gasto de los consumidores y el gasto de capital tocó fondo, pero algunos analistas creen que la expansión se desacelerará porque la caída de los salarios reduce el atractivo de las subvenciones en automóviles y productos electrónicos.

La economía de Japón creció un 1,2 por ciento en el tercer trimestre. Fue el mayor alza en el PIB desde el 1,4 por ciento registrado en el trimestre de enero-marzo de 2007 y se compara con un crecimiento revisado de un 0,7 por ciento en el segundo trimestre de este año, que fue el primer alza en cinco trimestres.

La cifra marca el segundo trimestre seguido de expansión, pero algunos analistas advierten de que la recuperación puede perder impulso en los próximos trimestres debido a la débil demanda doméstica.

El crecimiento en la segunda economía mundial se vio impulsado por la continuación de los efectos del estímulo del gasto por los Gobiernos alrededor del mundo. Sigue a expansiones en otras grandes economías como Estados Unidos y Europa, que marcaron el final de la peor recesión en 70 años.

El crecimiento fue mayor que la previsión media del mercado de una subsubidadia del 0,7 por ciento. Las exportaciones y consumo personal lideraron el crecimiento, mientras que la inversión empresarial subió por primera vez desde el primer trimestre de 2008.

La cifra anualizada del Producto Interior Bruto (PIB) de Japón registró un incremento de un 4,8 por ciento, mayor al 2,9 por ciento esperado por economistas.

La economía de Estados Unidos creció a un ritmo interanual de un 3,5 por ciento en el tercer trimestre. El PIB de la zona euro subió un 0,4 por ciento en el mismo período, después de cinco trimestres consecutivos de contracción.

Economistas encuestados por Reuters esperan que el crecimiento de Japón crezca un suave 0,1 por ciento en los primeros tres meses del próximo año, mientras las medidas de estímulos adoptadas por el anterior Gobierno se desvanecen más rápido de lo que se pensaba.