Obama pide la liberación de birmana Suu Kyi en la cumbre ASEAN

domingo 15 de noviembre de 2009 13:26 CET
 

Por Bill Tarrant

SINGAPUR, 15 nov (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió el domingo en Singapur la liberación de la líder de oposición de Myanmar Aung San Suu Kyi, tras su llegda a una cumbre con líderes del sudeste de Asia donde también estuvo presente el primer ministro birmano.

Obama no habló ni dio la mano al primer ministro de Myanmar, Thein Sein, en la reunión en un hotel de Singapur con los diez líderes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN por sus siglas en inglés), la primera que se realiza con la presencia de un presidente estadounidense.

Obama lucía algo perplejo al inicio de la cumbre de ASEAN, antes de que los líderes se sentaran en una mesa circular para las negociaciones.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo que Obama reiteró su llamamiento a la liberación de Suu Kyi, aunque un comunicado que será emitido más tarde no demanda que la premio Nobel de la Paz y otros prisioneros políticos birmanos sean liberados, de cara a las elecciones en el país de Gobierno militar previstas para el próximo año.

La reunión en Singapur marcó la primera vez en la historia que un líder estadounidense se reúne con sus pares de la agrupación de 42 años, fundada en plena guerra de Vietnam. El encuentro se realizó al término del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), también en Singapur.

Por primera vez en décadas, Estados Unidos y ASEAN estarán del mismo lado cuando se trata de Myanmar.

Recientemente, Obama ha tomado un enfoque de dos tácticas respecto a la ex Birmania, tomando contacto con la junta militar mientras mantiene las sanciones sobre la nación rica en recursos, que comparte fronteras con China e India.

Durante años, la ASEAN ha criticado duramente a Occidente por su fracasada política sobre los generales de Myanmar. Ahora espera que con la ayuda de Estados Unidos, Myanmar pueda ser guiada hacia la democracia tras un gobierno militar que empezó en 1962.

El borrador de declaración tras el encuentro indicaba que los líderes esperan que la iniciativa "contribuya a amplias reformas económicas y políticas".