El sueño de Helmut Kohl sobre una Europa unida sigue incompleto

sábado 7 de noviembre de 2009 13:16 CET
 

Por Paul Taylor

PARÍS, 7 nov (Reuters) - Veinte años después de la caída del Muro de Berlín, el sueño de Helmut Kohl de que una Alemania unificada llevaría a una Europa integrada a nivel político sigue siendo un proyecto incompleto.

La situación se apresta a quedar igual pese a que se espera la entrada en vigor del Tratado de Lisboa de la Unión Europea en un futuro cercano.

La Reunificación de Alemania posiblemente provocó el último gran paso hacia una integración europea, con el acuerdo clave de Maastricht en 1991 para establecer la unión monetaria y económica con una sola divisa y una política exterior y de seguridad comunes.

La resistencia de la escéptica Reino Unido y la renuencia de Francia a compartir más soberanía evitó que la UE avanzara en el sueño de Kohl de una unión política completa, similar al sistema federal de Gobierno en Alemania.

Después de Maastricht, la ampliación de la UE para recibir a miembros del ex bloque soviético fue un precedente para una integración más profunda. El bloque ha crecido de 12 a 27 naciones, abarcando casi todo el continente.

Mientras los gobiernos comunistas tambaleaban en el este de Europa en 1989, Kohl, canciller de Alemania Occidental, buscó aliviar las ansiedades de sus vecinos por la escalada de la reunificación al incluir en el proceso un sueño más amplio de unidad europea.

Durante un discurso clave al Parlamento en Bonn el 28 de noviembre de 1989, estableciendo un plan de 10 años para la unidad de Alemania, Kohl declaró: "Se están abriendo oportunidades para superar la división de Europa y por lo tanto también la de nuestra Madre Patria".

Kohl quería vincular la nueva Alemania a una Europa unida junto a la OTAN para evitar cualquier resurgimiento del nacionalismo. Argumentó que una unión monetaria y económica sería poco equilibrada a menos que Europa alcanzara la integración política al mismo nivel.   Continuación...