El jefe de la OMC no ve avances en la Ronda de Doha

viernes 23 de octubre de 2009 19:46 CEST
 

GINEBRA, 23 oct (Reuters) - Las negociaciones para abrir el comercio mundial no han tenido grandes avances últimamente y van demasiado despacio como para cumplir el objetivo de tener un acuerdo de la Ronda de Doha en 2010, dijo el viernes el jefe de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El director general de la OMC, Pascal Lamy, dijo que, pese al intenso plan de trabajo acordado en septiembre, el diálogo no ha ofrecido suficientes progresos como para cumplir con el objetivo de un acuerdo marco sobre la negociación de Doha, actualmente en su octavo año, a comienzos de 2010.

Este marco de referencia sería necesario para alcanzar un acuerdo general y detallado a fines del próximo año, como han pedido los líderes políticos.

"No hemos tenido todavía avances tangibles en las negociaciones y, en general, diría que la velocidad actual a la que estamos avanzando es demasiado lenta (...) para estar en posición de alcanzar un acuerdo el próximo año", comentó Lamy.

Las negociaciones de Doha están estancadas por diferencias entre los países exportadores e importadores y entre ricos y pobres, por el tamaño de los recortes de los subsidios y los aranceles agrícolas e industriales, al igual que en asuntos relativos a la apertura de los mercados de servicios.

La reunión del viernes se convocó para evaluar los avances logrados tras una semana de conversaciones entre altos cargos y para tratar los próximos pasos a seguir.

Miembros de la OMC como Brasil y China han expresado su preocupación por el camino que están tomando las conversaciones, en línea con la desazón planteada tras la reunión del jueves entre delegaciones claves y que pretendía llegar a un acuerdo.

Muchos integrantes del organismo han expresado su descontento por el formato de las conversaciones, en el que las negociaciones sobre toda la gama de cuestiones comerciales se complementan con contactos bilaterales y reuniones en pequeños grupos.

Argentina, Suiza y otros países se quejaron concretamente por una serie de reuniones entre una decena de países, presidida por la Unión Europea y donde se tocaron temas de interés para ellos.   Continuación...