Las sólidas cifras comerciales chinas apuntan a la recuperación

miércoles 14 de octubre de 2009 12:56 CEST
 

PEKÍN, 14 oct (Reuters) - China publicó el miércoles cifras comerciales sorprendentemente sólidas, ofreciendo nuevas pruebas de que la tercera economía más grande del mundo va encaminada firmemente hacia la recuperación y que la demanda global también está mejorando.

Las exportaciones cayeron en septiembre un 15,2 por ciento con respecto al año previo, frente a los pronósticos de una caída de un 21 por ciento, según informó la Administración General de Aduanas.

Mientras, las importaciones retrocedieron sólo un 3,5 por ciento, muy por debajo de las expectativas de un declive de un 15,3 por ciento,

Brian Jackson, economista de Royal Bank of Canada en Hong Kong, dijo que la desaceleración en el declive eran buenas noticias para la recuperación de China debido a que el crecimiento de este año ha dependido en gran parte del paquete de estímulo del Gobierno de 4 billones de yuanes (unos 400.000 millones de euros).

De hecho, tras realizar los ajustes para considerar la cantidad de días laborales de cada mes, las exportaciones subieron un 6,3 por ciento en septiembre desde agosto y las importaciones aumentaron un 8,3 por ciento, informó el servicio de aduanas.

"Una demanda externa más fuerte ofrecerá una fuerte alternativa de apoyo para el crecimiento y proveerá un rango para que Pekín comience a ajustar gradualmente sus políticas desde principios de 2010", dijo Jackson.

Mientras las importaciones exhiben un fortalecimiento, el superávit comercial de China cayó a 12.900 millones de dólares el mes pasado, desde 15.700 millones de dólares en agosto. Los mercados esperaban una cifra de 17.000 millones de dólares.

Los economistas esperan que las lecturas interanuales de las exportaciones continúen mejorando.

El comercio sufrió un bajón tras el golpe a la confianza que significó el colapso del banco de inversión Lehman Brothers en septiembre de 2008, creando una base estadística de comparación increíblemente favorable para la última parte de 2009.

Las materias primas eran una fuerza impulsora de la pronunciada mejoría en las importaciones. China compró una cifra récord de 64,55 millones de toneladas de mineral de hierro en septiembre, un alza de un 30 por ciento desde agosto.