Buena situación de Brasil podría "abrir apetito" inversores-FMI

domingo 4 de octubre de 2009 15:02 CEST
 

ESTAMBUL, 4 oct (Reuters) - El Fondo Monetario Internacional ponderó ampliamente el domingo el desempeño económico de Brasil durante la crisis económica global, al señalar que su retorno al crecimiento y sólidas políticas podrían "abrir el apetito" de los inversores.

La entidad también remarcó la solidez en la posición de Chile y Perú, países que también se están recuperando con gran rapidez.

Brasil estaría en posición de presentar la recuperación más acelerada de la crisis de todos los países de América Latina, beneficiado por un repunte firme en las exportaciones de materias primas a Asia y por sus sólidas políticas previas a la crisis, dijo el director del FMI para el Hemisferio Occidental, Nicolás Eyzaguirre.

"Brasil va a abrir el apetito de los mercados de capital, dada la solidez de su economía", dijo Eyzaguirre. "El problema para Brasil va a ser cómo manejar la abundancia. Probablemente son los que se van a recuperar más rápido en la región".

Eyzaguirre dijo que la recuperación de Brasil tendría mayor impulso si la recuperación económica mundial no tambalea y si los precios de los insumos mantienen su tendencia al alza.

Al entrar en la crisis, Brasil tenía una posición fiscal sólida, que le permitió aumentar el gasto a medida que la recesión se intensificaba para compensar la caída. Además tiene grades reservas de divisas, lo que le entrega protección contra los golpes.

Eyzaguirre dijo que Perú y Chile estaban entre los países en América Latina que estaban saliendo con mayor rapidez de la recesión. Afirmó que el mayor desafío para estos países y Brasil sería probablemente cómo disminuir los planes de gasto una vez que la recuperación se solidifique.

"Probablemente el desafío para esos países será, de algún modo, una salida ordenada de las políticas fiscales expansivas", destacó. "Probablemente tendrán muchos ingresos de capital en los próximos trimestres".

El FMI estima que la economía brasileña se contraerá en un 0,7 por ciento en 2009 y que retornará a un crecimiento de un 3,5 por ciento el año próximo. Algunos economistas pronostican que Brasil podría volver a crecer a un ritmo de un 5,5 por ciento el 2010.

El FMI proyecta una contracción para América Latina en general de un 2,5 por ciento este año y un crecimiento de un 2,9 por ciento en 2010.