La Fed deja los tipos estables; la recuperación avanza

miércoles 23 de septiembre de 2009 21:27 CEST
 

WASHINGTON, 23 sep (Reuters) - La Reserva Federal de Estados Unidos dijo el miércoles que la economía del país se recuperaba tras una severa caída y decidió disminuir las compras de deuda hipotecaria para extender la vigencia de ese programa hasta finales del próximo marzo.

Como se esperaba ampliamente, la Fed dejó estables los tipos de interés de referencia en cerca de cero y reiteró su intención de mantenerlas excepcionalmente bajas por un extenso periodo de tiempo.

"La información recibida desde el encuentro del Comité Federal de Mercado Abierto de agosto sugiere que la actividad económica ha repuntado tras una severa caída", dijo la Fed en un comunicado.

El banco central agregó que reduciría gradualmente el ritmo de sus compras de deuda vinculada a hipotecas a fin de promover una transición limpia en los mercados, pero reiteró que dejaría abiertas sus posibilidades de actuar.

"El Comité continuará evaluando el momento y las cantidades generales de sus compras de valores a la luz de la evolución del panorama económico", dijo el comunicado.

La Fed duplicó el tamaño de su hoja de balance a más de dos billones de dólares la inundar con dinero los mercados financieros durante la crisis el año pasado. El respaldo se ha mantenido mediante una campaña para comprar 300.000 millones de dólares en bonos del Tesoro del Gobierno a largo plazo y 1,45 billones de dólares en deuda vinculada a hipotecas, en un esfuerzo por mantener bajas las tasas de préstamos.

La Fed optó en agosto por limitar las compras de bonos del Tesoro hasta fines de octubre y se esperaba que decidiera por una retirada similar gradual de sus compras de deuda hipotecaria, que originalmente fueron programadas para culminar a finales de año.

El banco central estadounidense debe transitar un sendero delicado entre el reconocimiento de que la recuperación es evidente y al mismo tiempo asegurar a los inversores que se mantiene centrado en los riesgos de una recaída de la recesión al retirarse el próximo año la política de estímulo económico.

Esto significa una salida oportuna de las medidas agresivas tomadas para apoyar el crecimiento a fin de evitar la inflación a medida que la recuperación cobre fuerza pero sin bloquear el crecimiento en el proceso.

Datos recientes han apuntado a una recuperación en los mercados manufactureros, de vivienda y de la confianza del consumidor y muchos analistas esperan un fuerte crecimiento en el tercer trimestre tras cuatro periodos de contracción. No obstante, con la tasa de desempleo en máximos de 26 años, de 9,7 por ciento, buena parte de los economistas esperan que el gasto del consumidor se mantenga débil y frene la recuperación.