La eurozona confirma la caída del PIB por inversión, inventarios

miércoles 2 de septiembre de 2009 12:59 CEST
 

BRUSELAS, 2 sep (Reuters) - La economía de la eurozona se contrajo marginalmente en el segundo trimestre respecto a los tres meses anteriores, confirmaron los datos del miércoles, arrastrada por un derrumbe de los inventarios y de la inversión privada.

Eurostat, la oficina de estadística de la Unión Europea, confirmó su estimación preliminar de que el Producto Interior Bruto (PIB) de las 16 naciones que usan el euro bajó el 0,1 por ciento trimestral tras una caída de 2,5 por ciento en los tres primeros meses de 2009.

"De momento, lo peor ya ha pasado", dijo a los reporteros Jean-Claude Juncker, el presidente del grupo de ministros de Finanzas de la eurozona, antes de que los responsables se reunieran en Bruselas con el Banco Central Europeo (BCE).

El PIB del segundo trimestre en el área del euro fue un 4,7 por ciento más bajo que un año atrás, después de una contracción anual de 4,9 por ciento en el primer trimestre.

España ha frenado la caída de su PIB respecto al trimestre anterior, al pasar del -1,6 por ciento en los tres primeros meses del año al -1,1 por ciento en el segundo trimestre. En cambio, la caída interanual ha aumentado del -3,2 por ciento en el primer trimestre al -4,2 por ciento.

A nivel de la eurozona, un desplome de los inventarios fue el factor más negativo en el segundo trimestre, restando 0,7 puntos porcentuales del resultado trimestral total. Una caída en la inversión privada sustrajo otros 0,3 puntos porcentuales.

El consumo de las familias y el gasto gubernamental sumaron cada uno 0,1 puntos porcentuales al resultado final, mientras que el comercio neto contribuyó con 0,7 puntos porcentuales, pues las importaciones colapsaron mucho más que las exportaciones.

Los economistas piensan que la caída relativamente pequeña del segundo trimestre significa que la zona euro podría salir de la recesión en el tercer trimestre, especialmente porque sus dos mayores economías, Alemania y Francia, regresaron al crecimiento en el período abril-junio.

La liquidación de inventarios implica que éstos deberán reconstituirse, alentando la producción, mientras que cierta reactivación global probablemente favorezca la demanda de las exportaciones de la zona euro.   Continuación...