Difícil reto para la izquierda japonesa tras histórica victoria

lunes 31 de agosto de 2009 09:44 CEST
 

Por Isabel Reynolds

TOKIO, 31 ago (Reuters) - El próximo dirigente de Japón, Yukio Hatoyama, comenzó el lunes las negociaciones para formar un nuevo Gobierno que afrontará desafíos como un desempleo récord y una sociedad que envejece con rapidez, después de que los votantes dieran a su partido un amplio respaldo.

La histórica victoria del domingo del Partido Democrático de Japón (PDJ) acaba con un largo estancamiento parlamentario y anuncia la llegada de un gobierno que se ha comprometido a poner recursos en manos de los consumidores, recortar los gastos innecesarios y quitarle poder a los burócratas.

Al derrotado Partido Liberal Democrático (PLD), cuyo dominio se extendió de manera casi ininterrumpida durante casi medio siglo, sólo le queda lamer sus heridas tras sufrir su peor derrota electoral desde su fundación en 1955.

"Ha llevado mucho tiempo, pero hemos llegado a la línea de salida", dijo el lunes Hatoyama, en una conferencia de prensa desde su casa en Tokio.

"De ninguna manera esto es el destino. No mientras seamos capaces de hacer avanzar la política, de crear una nueva clase de política que cumpla las expectativas de la gente", agregó.

Hatoyama deberá armar un equipo de transición para organizar el cambio de gobierno, pero ha dicho que no anunciará su gabinete hasta que él sea nombrado oficialmente primer ministro en una sesión especial del Parlamento, probablemente en unas dos semanas.

Los inversores dieron la bienvenida al final de un estancamiento parlamentario que ha bloqueado la toma de decisiones cuando Japón lucha con su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

El PDJ y sus aliados menores obtuvieron el control de la Cámara alta el 2007 y consiguieron retrasar proyectos de ley.   Continuación...