Desarrollo del talento, reto clave para el futuro de India

domingo 16 de agosto de 2009 13:02 CEST
 

BANGALORE, India, 16 ago (Reuters) - Cada mes de junio, Infosys Technologies, el segundo mayor exportador de servicios informáticos de India, inicia programas de capacitación para los casi 30.000 estudiantes que recluta de las mejores facultades de ingeniería.

Su campus de formación en Mysore, a dos horas en coche de sus enormes oficinas centrales en Bangalore, puede albergar a unas 15.000 personas. Los reclutas pasan hasta seis meses afinando sus cualidades mientras Infosys intenta llenar el vacío dejado por la inadecuada educación universitaria.

Goldman Sachs menciona la falta de educación de calidad como uno de los 10 factores que le han impedido a India vivir un rápido crecimiento económico. Los analistas dicen el hecho de que que las empresas compitan por los mejores reclutas informáticos eleva los costes, incluyendo los salarios, y reduce la impronta competitiva de las empresas.

"Idealmente, la educación debería transcurrir en las universidades, no debería ocurrir en los campus de las compañías", dijo Srikantan Moorthy, director de educación e investigaciones de Infosys, cuyo programa Campus Connect en 430 universidades está dirigido a los reclutas "listos para la industria".

"Pero esa brecha sí existe, y no podemos esperar a que el Gobierno aplique un sistema educativo que atienda nuestras necesidades", agregó.

Hay reclamos cada vez más fuertes para que India modernice su sistema educativo, que se basa en el aprendizaje de memoria. Las peticiones de reforma incluyen la apertura de la educación primaria y secundaria a la inversión privada, un ingreso más fácil a las universidades extranjeras que buscan instalar campus en India y mejores sistemas de supervisión y evaluación.

Infosys, que cotiza en Nasdaq y desarrolla aplicaciones informáticas, gastó 175 millones de dólares en capacitación y formación en el año que terminó en marzo, en un momento en el que la crisis económica reduce los márgenes de beneficios.

Y no es la única: su rival Tata Consultancy Services cuenta con un programa de desarrollo en 150 universidades de ingeniería, mientras que el fundador de Wipro, Azim Premji, ha destinado parte de su riqueza personal para la educación primaria y Anil Agarwal, director de Vedanta Resources, ha prometido 1.000 millones de dólares a una universidad.

Los grupos Tata y Aditya Birla crearon universidades hace años como actos de responsabilidad social. Ahora, las multinacionales como SAP, IBM y Cisco están diseñando programas y facultades de capacitación para satisfacer sus necesidades.   Continuación...