Las compañías globales sufren; la recesión es una realidad

lunes 3 de noviembre de 2008 20:47 CET
 

NUEVA YORK/LONDRES, 3 nov (Reuters) - Las perspectivas y resultados corporativos empeoraban mientras las autoridades globales aumentaban sus esfuerzos para apuntalar a las economías frente a una recesión, que el lunes reclamaba nuevas víctimas, desde bancos hasta minoristas y fabricantes.

La Comisión Europa dijo el lunes que la zona euro de 15 naciones estaba en una recesión técnica y que el crecimiento económico prácticamente se frenaría el año próximo, por lo que pidió una acción coordinada para evitar un derrumbe más profundo.

En Jerusalén, Jeffrey Lacker, presidente del banco de la Reserva Federal de Richmond, sostuvo que la economía de Estados Unidos ciertamente se estaba contrayendo. La semana pasada, datos mostraron que la misma se contrajo un 0,3 por ciento a tasa anual en el tercer trimestre, su mayor contracción en siete años.

"Creo que en este punto es definitivamente una recesión. (Pero) lo profunda, empinada y extensa será es algo incierto", comentó Lacker, quien a partir de 2009 tendrá derecho a voto en las reuniones en las que la Fed fija su tasa clave de interés.

Más evidencias de los problemas en Estados Unidos llegaron de la minorista de artículos electrónicos Circuit City Inc (CC.N: Cotización), que anunció el cierre de 155 tiendas y dijo que estaba evaluando opciones de reestructuración a medida que empeoran sus problemas. La compañía también recortará el 17 por ciento de su plantilla laboral doméstica.

Por otro lado, en Estados Unidos la actividad fabril se contrajo fuertemente en octubre, para caer a su menor nivel en 26 años.

"Bastante sombrío. Significa que estamos en una recesión. Es tan simple como eso (...) una recesión manufacturera muy sólida", dijo Robert Macintosh, economista jefe en Eaton Vance Corp. "La interrogante es, ¿ cómo de prolongada o profunda será? ¿Dónde está este grupo de economistas a cargo de declarar una recesión?", se preguntó.

Si bien los problemas económicos siguen acaparando la atención de los mercados mundiales, los inversores de Estados Unidos se preparaban para las elecciones presidenciales del martes.

Además estarán atentos a las cifras sobre las ventas de coches de octubre en el país norteamericano, que se teme habrían caído a un mínimo de más de 20 años. Ese dato será divulgado más adelante el lunes.   Continuación...