Londres reduce los planes de los Juegos Olímpicos por la crisis

domingo 19 de octubre de 2008 15:01 CEST
 

Por Avril Ormsby

LONDRES, 19 oct (Reuters) - La crisis financiera podría traer un poco de esperanza a los presionados organizadores de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que ahora pueden limitar sus grandiosos diseños con toda la bendición del público y del Comité Olímpico Internacional (COI).

Los equipos caseros de racionamiento de 1948, cuando Londres organizó el evento olímpico de la posguerra que fueron apodados como "Juegos de la austeridad", no serán necesarios esta vez ya que los atletas que lleguen en 2012 no serán recibidos con la fastuosidad de Pekín.

Es probable que varios de los recintos temporales de la propuesta original sean descartados a favor de edificios ya existentes, en un esfuerzo por permanecer dentro del presupuesto de 9.300 millones de libras (unos 11.310 millones de euros).

En circunstancias normales el COI no vería los cambios al documento de la propuesta original con buenos ojos. Pero los tiempos han transformado todo, y las medidas de reducción de costes podrían producir gestos de aprobación en los pasillos de Lausana.

Chris Higson, profesor de contabilidad de la Escuela de Comercio de Londres, asegura que la crisis del crédito proporcionó la oportunidad para reducir las ambiciones "sin perder credibilidad".

Los miércoles, el consejo de ministros se reúne principalmente para discutir el plan de la seguridad para 2012, pero es probable que la financiación de los Juegos sea una parte importante del debate, dadas las crecientes preocupaciones en torno a la capacidad del país para solventar el evento.

La esgrima ya ha sido trasladada a un recinto compartido, mientras que los emplazamientos para el tiro, el baloncesto y la equitación están bajo revisión.

Londres tiene abundantes opciones con respecto a recintos deportivos, pero las mayores preocupaciones rodean los dos proyectos del sector público-privado en el Parque Olímpico, la villa olímpica que según se estima costará 1.000 millones de libras y el centro para la prensa, de 400 millones de libras.   Continuación...