22 de julio de 2009 / 7:58 / hace 8 años

ANÁLISIS-Préstamos a gestores, en ojo del huracán tras caso SOS

* SOS otorgó un crédito de 212 millones de euros a sus

máximos ejecutivos y accionistas, garantizado con acciones

de la propia empresa

* Sociedades en pérdidas, como Metrovacesa o Reyal Urbis,

también prestaron a sus máximos accionistas

* Los casos conocidos se refieren a empresas en las que el

accionista mayoritario tiene un sólido control de la

sociedad

Por Andrés González y José Elías Rodríguez

MADRID, 20 jul (Reuters) - El hallazgo de diversos préstamos de empresas cotizadas a sus propios gestores, en algunos casos en los tribunales, ha despertado algunos fantasmas con respecto a la transparencia y las prácticas de buen gobierno.

Aunque se trata de operaciones permitidas - siempre y cuando el consejo las apruebe y sean comunicadas al mercado - algunos expertos consideran que, al margen de posibles descapitalizaciones, pueden comprometer las prácticas de transparencia y gobierno corporativo en sociedades con miles de accionistas.

"Es una cuestión de ética económica que daña la credibilidad del mercado (...) y un problema jurídico que afecta desde una gran cotizada a empresas pequeñas", señaló Ángel Fernández Albor, catedrático de Derecho Mercantil de la Universidad de Santiago de Compostela.

El abogado considera que este tipo de operaciones deberían ser validadas por el resto de los accionistas.

"Habría más transparencia si las operaciones vinculadas tuvieran un contraste en la junta (...) Tiene que haber algún tipo de control y en este momento no tenemos un sistema de medidas suficientemente seguras para todos los accionistas", dijo.

La CNMV indica que las operaciones vinculadas tienen que ser transparentes desde el punto de vista contable y tener su reflejo en el informe anual de gobierno corporativo.

Luis Sancho, abogado y senior councellor de Landwell-PricewaterhouseCoopers, destacó la importancia de hacer públicas en tiempo y forma este tipo de operaciones y recordó que no eran admisibles si su uso era la compra de acciones de la sociedad.

"Lo que habría que hacer es decirlo, con luz y taquígrafo", dijo Sancho, para añadir: "Lo que está expresamente prohibido (...) son los préstamos que concede una sociedad, ya sea a sus accionistas, ya sea a sus directivos, para adquirir acciones de la propia sociedad".

En los últimos meses en España se han destapado varios casos de importantes préstamos de sociedades cotizadas a miembros del consejo -- presidentes, vicepresidentes o máximos accionistas -- que se han comunicado al mercado cuando bien el auditor, o bien la CNMV, han requerido información de estas operaciones.

Un denominador común en las operaciones conocidas hasta ahora es el hecho de que en todas ellas, se trataba de sociedades controladas por un accionista o grupo familiar que o bien gestionaba directamente o bien tenía ejecutivos considerados de su órbita.

Este es el caso de SOS SOS.MC, cuyos antiguos administradores, los hermanos Jaime y Jesús Salazar, fueron destituidos de la presidencia y vicepresidencia y se enfrentan ahora a una querella en la Audiencia Nacional por supuesta apropiación indebida y estafa tras recibir un préstamo de 212 millones de euros cuando todavía eran los dueños y gestores de la empresa.

El préstamo se concedió a una sociedad vinculada con la familia Salazar destinada a adquirir acciones de SOS para posteriormente venderlas a un fondo de inversión árabe dentro de una operación corporativa que nunca se llegó a materializar. [ID:nL1628741]

PRÉSTAMOS EN ROJO

Otro caso destacado ha sido el de la familia Sahahuja, a quien el grupo Metrovacesa MVC.MC concedió entre finales de 2007 y principios de 2008 cuatro créditos por valor de 234 millones de euros cuando controlaban más de un 80 por ciento de su capital. La familia de constructores catalanes, que este año tuvo que ceder el control de la sociedad a sus bancos acreedores, devolvió en el primer trimestre de 2009 el crédito con la entrega de 92 millones de euros en efectivo y el resto con activos. Los activos entregados como pago fueron valorados a precios de finales de 2007, antes del estallido de la crisis inmobiliaria.

"Los (activos) que le ha dado la familia Sanahuja a Metrovacesa no son precisamente los mejores activos del mundo, entre otras cosas porque el mercado ha cambiado", dijo a Reuters una fuente de uno de los bancos accionistas de la inmobiliaria.

En 2008 las cuentas del grupo reflejaban un quebranto de 737,6 millones de euros.

También con las cuentas en rojo, Reyal Urbis (REYU.MC) otorgó un crédito a su principal accionista y presidente, Rafael Santamaría.

Según la Memoria anual de 2008, un ejercicio en el que perdió 875 millones de euros, Reyal prestó 30,4 millones de euros a Inversiones Globales Inveryal, propiedad de Santamaría en un crédito con vencimiento en 2013.

Algunos expertos explicaron que, en otras ocasiones, lo llamativo no es tanto la cuantía de los préstamos como el misterio que los envuelve. En las cuentas anuales de La Seda de Barcelona SED.MC, también teñidas de rojo, figura un préstamo a largo plazo de 2 millones de euros concedido a un miembro del consejo de administración, sin que hasta la fecha se conozca la identidad del prestatario.

Información adicional de Rodrigo de Miguel, Editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below