18 de marzo de 2011 / 13:31 / hace 6 años

UE todavía negocia términos pruebas de resistencia bancos Europa

8 MIN. DE LECTURA

* ABE dice core capital Tier-1 se usará en pruebas de estrés

* Nivel de aprobado y definición de capital no decididos

todavía

* Bancos europeos tendrán que captar capital mientras que

Estados Unidos podrá devolver capital

Por Huw Jones y Steve Slater

LONDRES, 18 mar (Reuters) - Los supervisores europeos todavía están negociando sobre el nivel de exigencia que aplicarán para los requisitos de capital en las pruebas de resistencia al que tendrán que someterse los bancos tras los decepcionantes resultados del año pasado.

Inversores esperan que una segunda ronda de pruebas de resistencia, que ya están en marcha, despeje las incertidumbres sobre qué entidades disponen de un capital suficientemente robusto para resistir embates económicos adversos.

El nuevo supervisor bancario europeo o Autoridad Bancaria Europea (ABE) dijo el viernes que aplicaría una definición de capital más estricta para obtener una mayor credibilidad con estas pruebas, pero la definición exacta no había sido todavía acordada, obviando poner un baremos para determinar el aprobado o el suspenso.

Europa está intentando elevar el nivel de exigencia de capital en un momento en el que los bancos estadounidenses están a la espera de recibir el visto bueno para devolver efectivo a sus accionistas después de una segunda ronda de pruebas de resistencia en Estados Unidos.

"Es probable que desemboque en una demanda de más capital para bancos europeos en un momento en el que la Fed está diciendo a los bancos estadounidenses que algunos de ellos se encuentran en una posición para devolver capital", dijo Jon Peace, analista del banco de inversión japonés Nomura en Londres.

"Tenemos definitivamente a Estados Unidos y a Europa moviéndose en direcciones opuestas en este momento".

Las pruebas de resistencia de unos 90 entidades europeas comenzaron este mes, y el viernes la ABE publicó detalles de escenarios económicos adversos que serán de aplicación a entidades de forma individual y la metodología de las pruebas.

El año pasado, los bancos tuvieron que cumplir con un requisito de ratio Tier-1 del 6 por ciento para superar las pruebas.

Este ratio hace referencia a una amplia medida de la capacidad de resistencia de un banco para afrontar escenarios de crisis, aunque las entidades pueden incluir en este apartado activos de menor calidad que dificultan saber qué parte de capital está disponible.

Analistas habrían preferido una definición más estricta de 'core' Tier-1 que englobe el capital y los beneficios retenidos de los accionistas, posiblemente fijado en un ratio del 5 por ciento para determinar el aprobado.

"Todavía hay debilidades -- no hay un test explícito de liquidez, la prueba de deuda soberana sólo se hace sobre la cartera de tesorería cuando la mayor parte de los activos se encuentran en la cartera de deuda mayorista con terceros, y todavía no han definido el mínimo de core capital. Es improbable que se trate de un ratio de capital común propio en base a Basilea III", según Peace, de Nomura.

En un intento por endurecer las pruebas de este año, la línea de aprobado se determinará por cuánto core capital acaba teniendo un banco tras aplicar supuestos económicos ideados por el Banco Central Europeo.

La definición de esta medida de capital "core Tier 1" difiere a lo largo de Europa y la ABE aún tiene que discutir un consenso entre los supervisores nacionales sobre qué cuenta para medir este capital core Tier 1.

Sólo después de esto se podrá dibujar una línea que separe aprobados y suspensos.

"Hemos fortalecido el ejercicio considerablemente. Es importante llevar a cabo una prueba creíble", dijo Andrea Enria, presidente de la ABE.

Los responsables de este organismo dijeron que esperan anunciar pronto una definición de consenso de capital y una línea de aprobado.

También ha habido omisiones en los detalles de los supuestos publicados por la ABE. Como el año pasado, no habrá prueba de estrés de la deuda soberana que los bancos tienen en cartera de deuda con terceros -- que se percibe como un mejor indicador de estabilidad a largo plazo -- porque los gobiernos no quieren asustar a los mercados ni siquiera contemplando un teórico impago soberano.

El objetivo es tranquilizar a los inversores dando más precisión sobre cómo los bancos salen de la recesión en los próximos dos años.

El éxito en las pruebas forzaría a los bancos más débiles a recapitalizar y reforzar la confianza en los prestamistas más fuertes.

El test del año pasado se percibió como un fracaso después de que sólo siete bancos lo suspendiesen. Todos los bancos de Irlanda aprobaron, pese a que posteriormente necesitaron un rescate enorme que causó una operación europea para rescatar al país de un posible impago.

Este año Alemania lucha para incluir en la definición de capital las "participaciones silenciosas", un tipo de híbrido de deuda y capital exclusivo de sus bancos que ha sido objeto de crítica al no ser capaz de amortiguar pérdidas mientras un banco todavía esté funcionando.

"Hay unos criterios muy claros. Si un instrumento alcanza esos criterios entonces entrará. Si no, estará fuera", dijo Enria.

Los responsables de la ABE dijeron que aprobar o suspender la prueba no sería un juicio final debido a que los reguladores nacionales podrían pedir a los bancos que apenas superen las pruebas que aumenten capital también. <^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

FACTBOX: Stress test [ID:nLDE72G0D9]

TAKE A LOOK: EU gives banks a health check [ID:nLDE72F1K6] ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

La Reserva Federal, que realizó una segunda ola de pruebas a los bancos estadounidenses, permitirá a los bancos, entre ellos JP Morgan (JPM.N), a elevar sus dividendos después de los tests, informó el Wall Street Journal.

Los analistas indicaron que eso podría levantar a las acciones bancarias estadounidenses mientras que la amenaza de aumentos de capital podrían pesar en los rivales europeos.

Funcionarios del ABE dijeron que los inversores deben tener más confianza en las pruebas de este año por lo que dicen que es un shock económico más fuerte y una mejor revisión de los datos para asegurar la coherencia.

El ABE no proporcionó una lista de bancos que serán sometidos a prueba porque todavía no se ha completado. La muestra representará del 60 al 65 por ciento de los activos bancarios y los resultados se conocerán en junio.

Los reguladores esperan que se publique suficiente información sobre los bancos individuales para que los analistas realicen sus propias pruebas.

La ABE espera que los ministros de Finanzas tengan planes antes de que se anuncien los resultados para mostrar cómo se recapitalizarán los bancos que suspendan en sus países.

La autoridad en definitiva espera que los resultados en junio sean lo suficientemente convincentes para quebrar la conexión que se percibe entre los problemas bancarios y las preocupaciones más amplias sobre altos niveles de deuda pública en algunos países de la zona euro.

Editing by Sophie Walker and Hans Peters

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below