8 de marzo de 2011 / 10:48 / hace 6 años

Autoridad bancaria prepara pruebas de tensión rigurosas en 2011

4 MIN. DE LECTURA

FRANCFORT, 8 mar (Reuters) - La autoridad bancaria de la Unión Europea está preparando una nueva prueba de salud para las entidades de la región para asegurarse de que puedan soportar futuras crisis financieras, según mostraron unos documentos.

La Autoridad Bancaria Europea realizará en los próximos meses unas pruebas de tensión a 88 entidades que poseen el 65 por ciento de los activos del bloque para ver cómo sobrellevan los bancos la severa crisis económica.

"Este escenario adverso es similar al elaborado para las pruebas de estrés europeas en 2009 y 2010", dijo la ABE en documentos enviados a las entidades como preparación para los tests y a los que ha tenido acceso Reuters.

"Se compone de tres elementos: un conjunto de sobresaltos europeos, mayormente ligados a la persistencia de la crisis de deuda soberana, un shock global de demanda negativa originado en EEUU y una depreciación del dólar estadounidenses contra todas las monedas", dijo la ABE.

La ABE, que fue creada en enero con la facultad de imponer unas condiciones vinculantes a los estados miembros, será observada para comprobar la credibilidad de las pruebas de este año a la hora de restaurar la confianza en un sector que todavía depende del apoyo gubernamenta en algunos casos.

El efecto adverso incluye una contracción de la economía del 0,5 por ciento en la zona euro en 2011 y una caída del 15 por ciento de las acciones europeas, señalan los documentos.

Por primera el escenario contemplará un alza de 75 puntos básicos de las rentabilidades a largo plazo de la deuda pública de la zona euro y un pronunciado descenso del mercado inmobiliario.

La prueba también incluye una contracción adicional de la economía del 0,2 por ciento en 2012.

La ABE también probará un shock de demanda global con origen en EEUU y el efecto de una depreciación del 4 por ciento del dólar.

Como estaba previsto, la prueba no incluirá activos en los libros de las entidades, permitiendo que la deuda soberana de países periféricos retenida hasta el vencimiento escape de las provisiones que impactan en los libros.

El presidente de la ABE, Andrea Enria, dijo a Reuters la semana pasada que las pruebas de este año serían más duras y que la credibilidad de la nueva autoridad dependía de un resultado exitoso de las pruebas.

El año pasado 91 bancos se sometieron a las pruebas y sólo siete suspendieron, ninguno de ellos de Irlanda cuyo sistema bancario después debió ser rescatado por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Puesto que se encontró que los bancos europeos necesitaban sólo 3.500 millones de euros de capital fresco, se consideró que las pruebas fueron demasiado laxas.

El lunes, Moody's resaltó los riesgos de la zona euro cuando rebajó la calificación de Grecia a tres escalones a "B1", en línea con Vietnam, Bolivia y Albania. Informó que la probabilidad de un impago griego había crecido.

El criterio final para las pruebas de estrés está previsto que se publiquen el viernes 18 de marzo.

Reporting by Harro ten Wolde, Marlyn Gerlach, Jonathan Gould and Christiaan Hetzner; Editing by Louise Heavens and Erica Billingham $1=.7139 Euro

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below