Costes energía impulsan inflación diciembre zona euro

viernes 14 de enero de 2011 14:24 CET
 

BRUSELAS, 14 ene (Reuters) - El alza en el precio de los alimentos y de los combustibles para transporte llevó a la inflación de la zona euro a un 2,2 por ciento anual en diciembre, mostraron el viernes datos de la oficina de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat.

Por otra parte, la entidad señaló que la zona euro registró un pequeño déficit comercial en noviembre, frente al superávit registrado en octubre, desafiando las estimaciones del mercado sobre un nuevo superávit, debido a que el crecimiento de las importaciones superó al de las exportaciones en cuatro puntos porcentuales.

Eurostat dijo que los precios al consumo en la zona euro subieron un 0,6 por ciento en diciembre frente a noviembre, para un incremento interanual del 2,2 por ciento, en línea con las estimaciones en un sondeo de Reuters.

Los datos mostraron también que un alza en el precio de los combustibles para transporte aportó 0,58 puntos porcentuales al incremento final del 2,2 por ciento, mientras que los precios del combustible para calefacción aportaron 0,19 puntos y el gas 0,09 puntos.

Los precios de la energía a nivel general crecieron en un 2,3 por ciento en diciembre respecto al mes anterior, redondeando un incremento anual del 11 por ciento.

Excluyendo los volátiles costes de los alimentos y la energía, la inflación en diciembre fue del 0,4 por ciento mensual y del 1,1 por ciento interanual, sin cambios frente a las cifras de octubre y noviembre.

El Banco Central Europeo aspira a mantener el crecimiento de los precios por debajo, pero cerca, del 2,0 por ciento en un horizonte de medio plazo.

La entidad sigue de cerca la medición subyacente, que excluye la energía y los alimentos, para determinar si los cambios en estos rubros, tradicionalmente volátiles, se traducen en alzas en los precios de otros sectores.

Axel Weber, consejero del BCE, dijo el viernes que los riesgos de inflación en la zona euro podrían crecer y que el panorama económico de la región ha mejorado claramente.

El BCE mantuvo sus tipos de interés sin cambios en un mínimo de 1,0 por ciento el jueves, pero dijo que la zona euro enfrenta presiones inflacionarias en el corto plazo, lo que fue asumido por algunos en los mercados financieros como una señal de que podría elevar las tasas antes de lo pensado.

(Información de Jan Strupczewski)