Alta inflación, economía lenta suponen dilema para BoE

martes 12 de octubre de 2010 14:21 CEST
 

LONDRES, 12 oct (Reuters) - La inflación británica se mantuvo estable claramente por encima de sus objetivos en septiembre, mientras que otros indicadores mostraron una caída de las ventas por menor y un descenso de los precios inmobiliarios, lo que resalta las fuerzas opuestas a las que debe hacer frente el Banco de Inglaterra.

El miembro del Comité de Política Monetaria, David Miles, dijo que el banco debía equilibrar la necesidad de bajar la inflación con una subida demasiado precoz de los tipos de interés que estrangule la recuperación económica.

La Oficina Nacional de Estadísticas dijo el martes que los precios al consumo se mantuvieron planos en el mes, dejando la tasa interanual en el 3,1 por ciento, como estaba previsto, más de un punto porcentual sobre el objetivo del BoE del dos por ciento.

"El IPC para el tercer trimestre en su conjunto está en línea con la previsión en el informe de inflación de agosto del BoE, así que los datos de hoy en sí no deben tener gran impacto en las perspectivas del Comité de Política Monetaria, dijo Amit Kara, economista de UBS.

Las preocupaciones sobre la recuperación económica británica han aumentado la posibilidad de que el banco central tenga que inyectar más dinero en la economía para reforzar el crecimiento, después de que la Reserva Federal estadounidense indicara que podría inicar una nueva ola de rebajas cuantitativas.

En declaraciones en Dublín, Miles indicó que eran posibles más medidas cuantitativas, causando una caída de la libra, pero los analistas comentaron que el tono general de sus palabras sugerían que no estaba listo para votar a favor de nuevos recortes ni de un enfurecimiento.

"Inferimos que probablemente no se unió a Adam Posen en su voto a favor de más medidas cuantitativas en la reunión de octubre y que no está nada claro que apoyaría un cambio en la política monetaria en noviembre", dijo Simon Hayes, economista de Barclays Capital.

Otro indicador del British Retail Consortium reveló que las ventas por menor cayeron a la mitad, con una alza del 0,5 por ciento el mes pasado ante la incertidumbre anterior al anuncio de los recortes del gasto previstos por el gobierno.

Los precios inmobiliarios en Inglaterra y Gales sufrieron su mayor recorte el mes pasado desde mayo de 2009, según la Institución Real de Tasadores.   Continuación...