Ratings 'AAA' deuda estatal firmes, pero crecen riesgos -Moody's

lunes 15 de marzo de 2010 13:06 CET
 

LONDRES, 15 mar(Reuters) - La calificación crediticia de 'triple A" de los cuatro mayores emisores mundiales de deuda estatal, al igual que la de España, están a salvo de cualquier modificación, pero las amenazas a su estatus de 'blue-chip' han crecido, dijo el lunes un informe de Moody's Investors Service.

Para Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania, así como para España y para las menos comprometidas fiscalmente Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia, el informe trimestral "Aaa Sovereign Monitor" concluyó que la capacidad de los gobiernos de administrar la deuda era el factor decisivo para mantener el estatus de 'Aaa'.

El informe destacó que la calificación a largo plazo de España se ha deteriorado "significativamente, y se espera que se deteriore aún más, llevándola cerca de la línea de demarcación entre (las calificaciones) 'Aaa' y 'Aa', que podría llevarnos a revisar su calificación".

Sin embargo, el informe continuaba diciendo: "Aunque vemos que la asequibilidad va acercándose a la línea de demarcación, en la mayoría de las proyecciones plausibles no vemos que vaya a traspasarla".

El presidente del banco BBVA (BBVA.MC: Cotización) dijo el viernes pasado que la economía española, la cuarta mayor de la zona euro, sería una de las pocas que se contraerá en 2010, y que su salida de la crisis sería difícil debido a un déficit público insostenible. [ID:nLDE62B1BX]

El año pasado, sólo S&P, entre las principales agencias de calificación internacionales, rebajó la calificación de España desde lo más alto de su clasificación. Moody's no cambia el estatus de España desde 2001 RRS2190.

La calificación de 'triple-A' ayuda a los países a obtener una financiación más barata en los mercados internacionales de capitales.

Moody's dijo que existen preocupaciones acerca de qué gobiernos van a lograr mejores condiciones económicas y el despliegue de políticas fiscales y monetarias agresivamente expansionistas.

"Con el elevado nivel de deuda actual, los tipos de interés crecientes podrían componer rápidamente una ya complicada ecuación de deuda, con la posibilidad de más abruptas consecuencias de calificación", dijo Pierre Cailleteau, Director Ejecutivo de Moody's Sovereign Risk Group.   Continuación...