18 de marzo de 2010 / 9:50 / hace 7 años

ANÁLISIS- Sed de riesgo y crédito da alas a bolsa española PYMEs

7 MIN. DE LECTURA

* El MAB acelera el ritmo de incorporaciones ante búsqueda

de oportunidades de inversión de la banca privada y el

difícil acceso al crédito bancario para las PYMEs

* Expertos estiman en al menos 10 las salidas a este mercado

en próximos 12-18 meses

* El MAB ofrece a bancos colocadores oportunidad de hacer

ingresos en momento de sequía en bolsa tradicional

Por Tomás González y Tracy Rucinski

MADRID, 18 mar (Reuters) - Mientras la bolsa tradicional española lleva más de dos años sin ver ninguna incorporación por el contexto de crisis, el mercado donde cotizan las PYMES pisa el acelerador ante el apetito de las grandes fortunas por alternativas de inversión y el ansia de financiación de las pequeñas empresas, según expertos.

La acumulación de capital inactivo por parte de los grandes patrimonios familiares estaría siendo uno de los elementos que explica la buena acogida del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), que la semana que viene verá su cuarta salida a bolsa y según los analistas podría contar con hasta 10 nuevos valores en los próximos meses.[ID:nLDE62824I]

"No paro de ver family-office que acumulan dinero y cuando se plantean dónde invertir van descartando opciones: no quieren invertir en suelo, ni viviendas, ni renta fija por su baja rentabilidad actual, ni en bolsa (porque da miedo, y las grandes como Telefónica (TEF.MC) pueden apreciarse como el IPC)", señaló Enrique Quemada, consejero delegado del banco de inversión ONEtoONE.

El MAB --operado por Bolsas y Mercados Españoles (BME.MC) y fundamentalmente orientado a inversores cualificados-- ofrece la cuota de riesgo que buscan muchos de estos vehículos de inversión, según este experto.

"Están los planes de pensiones, los fondos de inversión, las SICAV, que dentro de su 'asset allocation' siempre tienen que tener un porcentaje para riesgo y esa parte que no cubrían con más renta variable ahora la cubren perfectamente con este tipo de empresas que son un poco más arriesgadas", indicó.

"Las empresas del MAB son gacelas, más alegres (que los valores del IBEX), tienen proyectos muy bonitos, así que desde la perspectiva de potencial de creación de valor son más interesantes", añadió.

El escenario de crisis, en lugar de espantar a este tipo de inversores, sería un factor positivo para el MAB.

"(La banca privada) es relativamente ajena a la crisis de los mercados financieros, incluso puede ser bueno porque a los inversores con grandes patrimonios les gustan las coyunturas difíciles para aprovechar precios más baratos y multiplicadores más bajos que los que se manejan en momentos en que los índices están muy arriba", comentó Pablo Hernández-Sampelayo, director de mercados de capital de Sabadell Corporate Finance.

Este directivo coincide en que el perfil del inversor del MAB son las 'family office', SICAV (Sociedades de Inversión de Capital Variable) u otros vehículos "que tienen detrás a las bancas privadas".

"Es un tipo de inversor que está acostumbrado a invertir en sociedades de capital riesgo, que no tiene una sociedad inmediata de liquidez, sino que apuesta por el incremento de valor en el medio plazo", dijo.

A diferencia de la bolsa tradicional, donde no se ven OPV u OPS desde el debut de Iberdrola Renovables IBR.MC en diciembre de 2007, los pequeños importes que se manejan en el MAB son "perfectamente absorbibles" pese a la crisis, según Hernández-Sampelayo.

Desde el punto de vista de los emisores, el MAB tiene requisitos regulatorios mucho más laxos y costes sensiblemente más baratos. Además, al dirigirse a inversores cualificados no requiere de costosas campañas publicitarias e, incluso, la propia colocación se convierte indirectamente en un apoyo al conocimiento de la marca.[ID:nLDE62824I]

Asignatura Pendiente

Si para las fortunas familiares el MAB trae una bocanada de aire fresco en oportunidades de inversión, para las PYMEs llega como agua de mayo en un momento de gran restricción crediticia.

"Uno de los motivos principales que está haciendo que compañías pequeñas o medianas se lo planteen es evidentemente la posibilidad de financiación de un proyecto que de otra manera tendrían difícil acceso a financiación bancaria", dijo Hernández-Sampelayo.

Javier Bernat, analista financiero de Caja Madrid, señala que el formato del MAB es muy necesario para el tejido empresarial español.

"Es una oportunidad para un país con tanta PYME para que puedan financiarse, era una de las asignaturas pendientes, sobre todo para captar financiación de una forma ordenada y que las inversores particulares puedan participar en estas operaciones".

"Hasta ahora la cultura financiera no estaba preparada para tomar inversiones de mayor riesgo y ahora hay capital que quiere asumir más riesgo y más rentabilidad", dijo.

Un Oasis Para Los Bancos

Otros agentes que han acogido con gran entusiasmo el MAB son los bancos colocadores, a la espera de que se concrete la ansiada reanudación de las salidas al mercado continuo.

"Ahora mismo los bancos de inversión están moviendo los árboles para ver si sale algún pájaro", explicó un economista.

"El MAB es una importante ventana de oportunidad para aumentar ingresos por comisiones en un momento de bajísima temperatura en el negocio de M&A (operaciones de concentración) o salidas a bolsa tradicionales", señaló.

Bernat añade que "además a los bancos les puede interesar porque relanzan a las empresas que tienen que devolverles créditos para que sigan pagando sus deudas".

Editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below