ENFOQUE-Crisis sector automóvil pone en peligro fábricas España

jueves 11 de diciembre de 2008 16:00 CET
 

Por Robert Hetz

MADRID, 11 dic (Reuters) - La profunda crisis que experimenta la industria del automóvil a nivel internacional ha puesto en marcha un plan de ajuste global que puede tener graves consecuencias para las plantas de coches que se han implantado en España en los últimas décadas, dijeron empresarios y analistas.

"El sector en España atraviesa su crisis más dura y en el camino puede quedar más de una planta", dijo José Antonio Bueno, consultor especializado en la industria del motor de la firma Europraxis.

España cuenta con 18 fábricas, casi todas implantadas a finales de los años 70 por empresas extranjeras, aprovechando los bajos salarios y el favorable clima social en la Península Ibérica.

Con el empuje de marcas como Ford (F.N: Cotización), Opel (GM.N: Cotización), Renault (RENA.PA: Cotización), Peugeot (PEUP.PA: Cotización) y Volkswagen (VOWG.DE: Cotización), el país se convirtió en el tercer productor de coches en Europa.

Pero la decisión de los fabricantes de reducir costes y salvaguardar puestos de trabajo en sus países de origen planea como una espada de Damocles sobre la industria automotriz en España.

El 84 por ciento de su producción se destina al exterior, con lo que la caída de las ventas en el mercado doméstico les afecta de forma sólo limitada. Pero el gran peligro es la gradual erosión de la competitividad y la llegada de competidores más baratos en un mundo cada vez más globalizado.

Según datos que maneja Anfac, la patronal del sector de fabricantes, el coste salarial por hora y trabajador de las plantas españolas se situaba en 22,83 euros por hora en 2007, algo por encima de la medida europea y ya muy lejos de los 6,93 euros en Polonia o de los 8,83 euros en la República checa.

Los primeros en advertir de los riesgos del ajuste y de la merma de la competividad han sido los responsabbles de Ford y de Renault en España.   Continuación...