ANÁLISIS- La banca prefiere inmuebles a mora, aplaza el riesgo

miércoles 11 de febrero de 2009 12:13 CET
 

Por Andrés González

MADRID, 11 feb (Reuters) - Ante el aumento de la morosidad, los bancos españoles están optando por ejecutar hipotecas o créditos de promotoras de difícil cobro a cambio de inmuebles en operaciones que permiten alargar los plazos de riesgo y salvaguardar sus ratios de capital.

"Al comprar los activos inmobiliarios, los bancos evitan que los créditos pasen a mora, lo pasan a balance. Así, se cancela la deuda del cliente con el banco y evitan no sólo que entre en mora, también evitan dotar más provisiones", dijo Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

Las entidades están asumiendo un elevado número de casas en un momento de caídas de precios y con un stock de viviendas pendientes de vender que la tasadora Tinsa estima que podría rondar el millón y medio a finales de año. [ID:nLA323637]

"En estos momentos la morosidad y los ratios de capital son una obsesión, con previsiones de una subida de la tasa de impagos hasta el ocho por ciento en 2009", dijo un analista del sector.

Sólo ocho entidades bancarias españolas han asumido en 2008 activos inmobiliarios por más de 7.800 millones de euros [ID:nL9680901], lo que les ha llevado a dinamizar sus áreas inmobiliarias para poder dar salida y gestionar el 'tsunami' de activos que reciben como dación en pago de deudas.

"Podría ser que el Banco de España obligase a los bancos a realizar provisiones especiales por los activos si la situación del sector inmobiliario se deteriora. Pero comprándolos, pasas de tener un riesgo de crédito a un riesgo de activo", afirmó Jagoba Garcia, analista de Fox Pitt Kelton.

Santander, que durante 2008 ha recibido inmuebles y suelo por importe de 2.634 millones de euros, ha creado Altamira Santander Real Estate para gestionarlos.

El banco cántabro dijo que el precio de compra de los activos ha sido un 10 por ciento inferior al mercado, y que si no hubiera cancelado las deudas, un 13 por ciento de estos activos estarían en mora.   Continuación...