11 de febrero de 2009 / 14:59 / hace 8 años

ACTUALIZA2-Ordóñez dice que no debe descartarse intervención

6 MIN. DE LECTURA

(Añade postura de CECA y de AEB, declaraciones del presidente de Sabadell)

Por Paul Day

ZARAGOZA/MADRID, 11 feb (Reuters) - Aunque considera que por el momento no es una cuestión necesaria, el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, dijo el miércoles que no debe descartarse una posible intervención estatal en entidades de crédito españolas.

"Hasta ahora, llevamos 19 meses de crisis y hemos visto a países salvando sus bancos con paquetes de rescate. Hasta ahora en España esto no es necesario, pero fíjese usted en la intesidad de la crisis. Yo creo que ahora no podemos descartar nada", dijo Fernández Ordóñez, en respuesta a una pregunta de periodistas sober si podía haber intervenciones en las cajas.

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) no quiso hacer el miércoles una valoración oficial sobre las declaraciones efectuadas por el gobernador del Banco de España.

No obstante, un portavoz de la patronal de cajas se limitó a recordar declaraciones realizadas en el pasado reciente por el presidente de la CECA, Juan Ramón Quintás, en el sentido de que en la actualidad no había ninguna caja con un síntoma alarmante respecto a su solvencia.

La Asociación Española de Banca (AEB) tampoco quiso realizar un comentario institucional sobre la postura expresada desde Zaragoza por el Banco de España.

Una portavoz de la AEB también quiso, sin embargo, recordar recientes manifestaciones de su presidente, Miguel Martín, que apuntaba a que los bancos españoles eran solventes y estaban bien capitalizados.

Directivos de los bancos españoles han criticado la intervención de Estados europeos -- con inyecciones de capital público -- en el capital de entidades inglesas, francesas y alemanas, debido a que estas medidas contribuyen a distorsionar la libre competencia en el mercado al reforzarse con estas ayudas los niveles de recursos propios de los bancos.

PROBLEMA BANCA ESPAÑOLA ES SU PROPIA ECONOMÍA

A este respecto, el presidente de Banco Sabadell (SABE.MC), Josep Oliu, afirmó el miércoles, en unas jornadas financieras en la Bolsa de Madrid, que había que diferenciar entre las primeras medidas que se tomaron "en momentos de caos" en algunos países, para evitar un empeoramiento de la situación, y una posterior reflexión para analizar las consecuencias de estas medidas.

"Ahora, con perspectiva, las medidas de soporte de capital (de los Estados) requieren un escrutinio posterior desde el punto de vista de competencia para que las reglas no se vean alteradas", dijo Oliu.

Mientras otros países europeos han acudido al rescate de diversas entidades de crédito de renombre, la exigente regulación bancaria en España ha sido frecuentemente mencionada como modelo para evitar la asunción de riesgos excesivos.

El sistema regulatorio español penaliza con elevadas provisiones la inversión en este tipo de activos de forma que desincentiva su uso.

En este sentido, Oliu recordó el miércoles que el problema de la banca en España era el inherente al propio deterioro de la economía.

"Desde el punto de vista de capital, la situación es sólida y no es atacable (para las entidades), pero el problema de la banca española es el de su economía y su exposición al (sector) de la promoción residencial", expresó Oliú, que vaticinó que la crisis podría prolongarse unos dos años y que hasta finales de 2009 no se iba a tener la visibilidad suficiente para realizar un diagnóstico de la situación.

No obstante, el máximo dirigente del banco catalán aseguró que en los próximos dos años (2009 y 2010) ninguna entidad iba a entrar en pérdidas debido a que las entidades españolas no contaban precisamente en su balance con activos tóxicos.

Oliú destacó además que en los próximos dos años los bancos españoles iban a contar con el colchón de las provisiones genéricas para afrontar el deterioro de la economía.

El rápido de deterioro de los activos y la tendencia al alza de la tasa de morosidad -- Santander ha pronosticado que la mora del sistema financiero español podría situarse hasta en un 8 por ciento en 2009 -- y el menor crecimiento del negocio bancario han obligado prácticamente a todas las entidades a centrar su estrategia futura en la racionalización de los costes y en una adecuada gestión de los riesgos.

Analistas y expertos coinciden en señalar que en este escenario las cajas son más vulnerables ante el actual cambio de ciclo económico porque el 70 por ciento de su cartera crediticia, se concentra en el negocio inmobiliario y constructor.

Este panorama, señalan los expertos, podría acelerar el proceso de concentración entre las cajas.

(Información de Paul Day; Editado por Carlos Ruano)

Información adicional de Jesús Aguado

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below