Industria británica crece a su mayor ritmo desde 2012; economistas prudentes

miércoles 8 de junio de 2016 13:11 CEST
 

Por Andy Bruce y William Schomberg

LONDRES, 8 jun (Reuters) - La producción industrial británica creció al ritmo más rápido en casi cuatro años en abril, aunque los economistas dijeron que la sorprendente subida no parecía un regreso a un crecimiento económico más sólido antes del referéndum sobre la permanencia del país en la UE.

La producción industrial subió un 2,0 por ciento en abril después de un incremento del 0,3 por ciento en marzo, marcando el mayor aumento mensual desde julio de 2012, según datos oficiales divulgados el miércoles. El porcentaje fue muy superior a la más alta de las estimaciones de un sondeo de Reuters entre economistas.

Los encargados de la política monetaria del Banco de Inglaterra probablemente tomarán los datos con pinzas, después de advertir de la probabilidad de datos volátiles y difíciles de interpretar antes del referéndum del 23 de junio.

Una reciente desaceleración general de la economía se ha debido en buena parte a la incertidumbre sobre el resultado de la votación, según la inmensa mayoría de los analistas de un sondeo de Reuters publicado el martes.

Organismos que van desde el Banco de Inglaterra al Fondo Monetario Internacional han advertido de un shock económico si los votantes británicos optan por salir de la UE.

La Oficina Nacional de Estadísticas dijo que la producción manufacturera también aumentó a su ritmo más rápido desde julio de 2012, un 2,3 por ciento mensual tras subir un 0,1 por ciento en marzo.

"A pesar del tono optimista de las cifras (...) es demasiado pronto para proclamar que el sector está fuera de peligro, o para ignorar la incertidumbre de un Brexit", dijo Paul Hollingsworth, economista de Capital Economics.

Los datos, que hicieron subir la libra al máximo de la sesión, se vieron impulsados por la mayor subida mensual desde febrero de 2014 en el por lo general volátil sector farmacéutico, y también por el incremento de la producción de electricidad y gas en un mes de abril inusualmente frío.

Los economistas dudan que los datos sean el anuncio de una vuelta a un crecimiento sólido.

"Nuestra expectativa central es que la subida de abril se corrija en mayo con una caída brusca, lo que significaría todavía que, en el conjunto del segundo trimestre, el crecimiento de la producción manufacturera es ligeramente negativo", dijo Dominic Bryant, economista de BNP Paribas. (Traducción de Jose Elías Rodríguez)