29 de diciembre de 2015 / 13:06 / hace 2 años

Rajoy llama al consenso y pide un gobierno de gran coalición

MADRID, 29 dic (Reuters) - El presidente del gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, hizo el martes una llamada al consenso y pidió a los partidos que defienden los “grandes valores constitucionales” que permitan un gobierno que dé certidumbre a los mercados y a los ciudadanos.

Sin hacer mención expresa, Rajoy pidió al PSOE y a Ciudadanos que apoyen la formación de un nuevo gobierno que trabaje en reformas de “amplio consenso” para reflejar el resultado de las elecciones del pasado 20 de diciembre, cuya falta de mayorías amenaza con la necesidad de nuevos comicios.

“En nuestra opinión, lo más razonable y lo que más se ajusta a la voluntad de los españoles es formar un gobierno de amplio apoyo parlamentario, que pueda gobernar, que genere confianza dentro y fuera de España y que proporcione estabilidad y certidumbre a agentes económicos y sociales”, dijo Rajoy.

El líder del PP, que reiteró que no desea nuevas elecciones y que querría repetir como candidato en caso de que sean inevitables, rehusó dar detalles sobre si un hipotético acuerdo de consenso permitiría otorgar ministerios o cargos de gobierno a miembros de otros partidos: “Habría que hablarlo”.

Sin embargo dejó clara su negativa a la pretensión de otros grupos de que el Congreso estuviese presidido por algún miembro de la oposición.

LA PATATA CALIENTE DE CATALUÑA

Rajoy se refirió en varias ocasiones a los grandes valores constitucionales que defienden los partidos con amplia mayoría en las elecciones en referencia a las posturas de PSOE y Ciudadanos respecto al proceso de independencia de Cataluña y a la unidad contra el terrorismo, entre otras cuestiones.

Igual que reconoció coincidencias con Ciudadanos (el cuarto partido con más escaños), Rajoy admitió que en su único encuentro tras las elecciones con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no pudo expresar sus propuestas al manifestarle Sánchez su rechazo sin condiciones a un gobierno del PP.

Pese a ser la segunda fuerza con 90 escaños, 30 menos que el PP, el PSOE es clave para determinar si el país se encamina hacia unas nuevas elecciones o si podrá plantearse un gobierno de transición que se vea obligado a negociar cada ley de acuerdo con lo expresado en las urnas.

Los socialistas, que han basado en gran parte su campaña en desalojar a Rajoy, no parecen tampoco dispuestos a aceptar las propuestas de Podemos (69 escaños) para formar una alianza de izquierdas. La formación antiausteridad pone como condición un proceso de referéndum en Cataluña al que se oponen muchos de los altos cargos socialistas.

Con un parlamento catalán que pretende iniciar el camino hacia la independencia pendiente de constituirse, la división en el seno del PSOE, que obtuvo sus peores resultados de la democracia, complica aún más las opciones de su líder.

Rajoy, que reiteró que intentará formar gobierno como primera fuerza, dijo que los encuentros mantenidos hasta ahora no han sido más que “tomas de contacto”.

El presidente en funciones volvió a advertir contra alianzas de izquierdas que, en su opinión, podrían amenazar los progresos económicos, la posición de España en Europa y el progreso.

“Sería muy malo para los intereses generales de los españoles”, advirtió al PSOE sobre un gobierno de izquierdas. (Información de Carlos Ruano, editado por Rodrigo de Miguel)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below