9 de diciembre de 2015 / 20:35 / hace 2 años

Irregular mercado laboral español supone desafío para recuperación -informe CE

3 MIN. DE LECTURA

MADRID, 9 dic (Reuters) - La excesiva dependencia de España de la contratación temporal sigue siendo un gran desafío en un momento en el que país emerge de una profunda crisis económica, dijo el miércoles la Comisión Europea en un informe, añadiendo que podría obstaculizar el crecimiento de la productividad.

El empleo será una preocupación clave para los votantes españoles en las elecciones generales 20 de diciembre, incluso en medio de una recuperación económica que ha llevado a las empresas a comenzar a contratar de nuevo.

La tasa de paro en España ha caído desde un máximo del 27 por ciento de hace dos años, aunque el porcentaje actual de algo más del 21 por ciento siendo el segundo más alto de Europa después de Grecia y uno de los legados más dañinos de una doble recesión.

Gran parte del trabajo que se está generando es a corto plazo -el 26 por ciento de todos los contratos son temporales, más que en cualquier otro país de la zona euro- acentuando un mercado laboral de dos niveles que colocó a este perfil de trabajadores en la línea de fuego durante la crisis.

"La dualidad en el mercado laboral sigue siendo un problema serio ya que la proporción de contratos temporales ha aumentado", dijo la Comisión en una revisión periódica de la economía y los bancos de España después de varias de las entidades financieras más débiles necesitasen un rescate internacional en 2012.

España ya ha salido del programa de rescate y su economía está creciendo a uno de los ritmos más rápidos de la zona euro. La Comisión dijo que la creación de empleo era fuerte y el sector bancario se ha estabilizado, pero que los desequilibrios persisten.

"La persistente segmentación del mercado de trabajo conlleva el riesgo de que se frene el crecimiento de la productividad", agregó.

La reforma laboral de 2012 del gobernante Partido Popular (PP) hizo más barato para los empleadores despedir personal, con el objetivo de crear al mismo tiempo incentivos para la contratación. Pero sus críticos dicen que no logró reducir el número de puestos de trabajo en riesgo.

El debate laboral ha centrado las campañas ante unas elecciones que se esperan muy reñidas y en las que según los sondeos ganaría el PP.

Los socialistas de la oposición y el partido antiausteridad Podemos se han comprometido a derogar la reforma laboral de 2012, que redujo la indemnización por despido para los empleados, y a aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores.

El centrista Ciudadanos está presionando para la instauración de un contrato único que acabe con el trabajo temporal.

El PP no tiene planes para una nueva reforma laboral, aunque el ministro de Economía, Luis de Guindos, que probable no estará en una eventual nueva legislatura del PP, dijo el lunes podrían tomarse medidas adicionales para mejorar las normas laborales o fomentar la contratación. (Información de Sarah White,; información adicional de Angus Berwick; traducción de Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below