2 de agosto de 2013 / 14:07 / hace 4 años

FMI pide a España profundizar en reforma laboral

Por Tomás Cobos

MADRID, 2 ago (Reuters) - En un contexto de creciente malestar social por las medidas económicas y los escándalos de corrupción, el FMI añadió presión sobre el Gobierno español al reclamar una profundización de la polémica reforma laboral introducida el año pasado.

Al igual que Bruselas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda reducir la dualidad del mercado laboral español -la alta proporción de empleos temporales frente a los indefinidos-, aumentar la flexibilidad salarial e incentivar el empleo entre los jóvenes y los trabajadores no cualificados.

"El peso del ajuste sigue cayendo sobre el empleo (sobre todo el temporal y los jóvenes) más que en los salarios", dice el FMI en un informe sobre España, añadiendo que "un ajuste (a la baja) de salarios más rápido probablemente haría que menos gente pierda el trabajo (o consuma menos por temor a este riesgo) y se contraten más parados".

El FMI insta a España a "reducir enormemente el número de contratos", recuperando la idea defendida por algunos analistas y organismos de establecer "un contrato permanente con costes de despido inicialmente bajos y que aumenten progresivamente con la antigüedad en el trabajo".

A instancias de Bruselas, el Gobierno español ha realizado una revisión de la reforma laboral de 2012 -que entre otros elementos reducía considerablemente el coste del despido-, con la conclusión de que solo son necesarios "ajustes menores" para reducir la burocracia en la contratación, sin que esté prevista la introducción del llamado contrato único que defienden algunos economistas para eliminar la dualidad del mercado.

La ministra de Trabajo presentó el viernes las conclusiones del análisis de la reforma laboral señalando que la nueva normativa ha contribuido a evitar la destrucción de 225.000 empleos en su primer año de aplicación.

Aunque el paro, la cara más dramática de la profunda crisis económica en España, ha cedido ligeramente en los últimos meses, se encuentra aún por encima del 26 por ciento de la población activa, y tanto el Ejecutivo como los principales organismos internacionales creen improbable que se produzca una reducción importante en el medio plazo.

CRECIMIENTO, EMPLEO Y TENSIÓN SOCIAL

El FMI coincide con el Gobierno en la proyección de que la economía -en su segunda recesión en cinco años- entre en positivo en la segunda parte del año, aunque ve un anémico crecimiento en el medio plazo con tasas del 1 por ciento.

La propia ministra de Trabajo reiteró el viernes que con crecimientos de entre el uno y el 1,2 por ciento anual la economía ya era capaz de generar empleo.

Tras un año y medio de duros ajustes presupuestarios y reformas impopulares y con el partido gobernante y el propio presidente del Gobierno perdiendo valoración en las encuestas, el organismo internacional reconoce que las tensiones sociales pueden jugar un papel determinante en el rumbo de las políticas económicas pese a la mayoría parlamentaria del Partido Popular.

"El contexto económico ha reducido la popularidad de los dos principales partidos, lo que podría complicar el apoyo a nuevas reformas difíciles", dice el FMI el mismo día en que se conocen los últimos resultados de la encuesta del CIS que confirman la pérdida en intención de votos de PP y PSOE.

Tras expresar su temor a que el entorno social dificulte la consecución de las reformas estructurales, añade que "existe un riesgo de que las tensiones centro-regiones puedan aumentar y la fragmentación política dé como resultado elecciones no concluyentes en el futuro".

Por otra parte, y pese a que los recortes presupuestarios en Sanidad y Educación han tenido un alto coste en la popularidad del Ejecutivo, el FMI ve oportuno introducir revisiones periódicas en los gastos de estos departamentos a la hora de elaborar los presupuestos en el futuro.

Asimismo, reitera la petición de que el Gobierno lleve a cambio la prometida profundización de la reforma de las pensiones públicas, un tema de especial sensibilidad en la opinión pública.

MANO BLANDA EN EL DÉFICIT

Por contra, en materia de consolidación fiscal el FMI cree necesario que España realice un ajuste gradual para "minimizar el coste económico y social", señalando la necesidad de que los objetivos de reducción de déficit sean flexibles para fomentar el crecimiento y el empleo.

"Dada la necesidad de estabilizar la economía y asumiendo que la consolidación estructural en marcha en 2013 se logra, son indeseables nuevas medidas significativas adicionales en 2013", dice el FMI.

El organismo, que cree que el Gobierno anunciará en el futuro nuevas medidas presupuestarias, destaca que entre los ajustes que no lastrarían la economía se encontraría el aumento de los impuestos indirectos, por ejemplo con la incorporación al IVA general de productos que pagan menos impuestos en la actualidad, algo que el Gobierno ha reconocido estar estudiando.

El FMI apoya la tesis española de que Europa debería hacer "mucho más" para reencauzar la economía nacional teniendo en cuenta además el componente sistémico del país en la eurozona.

Entre otras cuestiones, el FMI recomienda avanzar más rápidamente a la unión financiera para romper el vínculo entre riesgo soberano y bancario, canalizar más recursos a España a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI), y flexibilizar las condiciones para las ayudas al sector financiero.

Editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below