La crisis retrasa aún más la emancipación de los españoles

martes 10 de julio de 2012 14:20 CEST
 

MADRID, 10 jul (Reuters) - La crisis económica ha acentuado la dependencia juvenil de la familia en España, haciendo que siete de cada diez jóvenes entre 20 y 29 años vivan con sus padres, según un informe publicado el martes por la Fundación La Caixa.

El 44,1 por ciento de los jóvenes españoles vive en el hogar familiar, frente al 40,7 por ciento que lo hacía en 2005. En la actualidad, la edad media de abandono del hogar familiar en España se sitúa en torno a los 29 años, frente a países como Finlandia donde sus jóvenes se independizan con 23.

Estas cifras, pese a no ser especialmente significativas por la tendencia clásica de emancipación tardía entre los jóvenes españoles, sí ponen de manifiesto la ruptura con una tendencia iniciada en la década de los 90 marcada por un abandono del hogar a una edad más temprana y la convergencia con los jóvenes europeos.

"Nuestros jóvenes son los más formados, los más libres y los más ricos a nivel intelectual y a la vez son los que mayor incertidumbre y desconfianza viven", dijo Jaime Lanaspa, director general de la Fundación La Caixa.

"En España se consolida la emancipación tardía. Antes se decía que los jóvenes eran cómodos. Ahora lo que cambia es que no hay elección, es algo impuesto", apuntó Almudena Moreno, coordinadora del estudio "La transición de los jóvenes a la vida adulta. Crisis económica y emancipación tardía".

Otra de las consecuencias del abandono posterior del hogar ha sido un descenso en cuanto al número de viviendas encabezadas por jóvenes, pasando de un 16,4 por ciento en 2005 a un 14,5 por ciento en 2011, al no poder hacer frente al pago de una hipoteca o alquiler. Muchos de los que ya se habían independizado han tenido que volver junto a sus familias.

DESCONFIANZA EN LOS SERVICIOS SOCIALES

Los jóvenes españoles manifiestan una desconfianza casi total respecto a los políticos, a los que suspenden con una nota de 2,8 sobre diez, valorando negativamente la gestión de los servicios públicos. Más del 50 por ciento lo considera como poco o nada satisfactoria.   Continuación...