17 de abril de 2012 / 13:38 / hace 5 años

FMI ve contracción económica en España del 1,8% en 2012

4 MIN. DE LECTURA

WASHINGTON, 17 abr (Reuters) - Los renovados esfuerzos para controlar la crisis de deuda soberana han mejorado ligeramente las perspectivas de crecimiento a corto plazo de la zona euro pero hace falta más para evitar un agravamiento de la situación, dijo el Fondo Monetario Internacional.

España, que relajó en marzo unilateralmente su objetivo de déficit para 2012, debe volver al crecimiento el año próximo, antes que Italia, agregó el Fondo.

La economía española debe crecer el 0,1 por ciento en 2013. En enero, el FMI pronosticó una contracción del 0,3 por ciento para España el año próximo. En el presente año, el FMI ve una contracción en España del 1,8 por ciento.

En el último informe de Perspectivas Económicas Mundiales, el fondo aumentó su previsión de PIB para la zona euro, pronosticando una vuelta al crecimiento al 0,9 por ciento en 2013 y una moderada contracción del 0,3 por ciento este año.

Sin embargo, las economías de Grecia, Portugal, Italia y España seguirán sumidas en una recesión antes de que comience la recuperación el año próximo, dijo el FMI.

"A pesar del progreso en el fortalecimiento de la gestión de la crisis en los últimos meses, una renovada escalada de la crisis del euro sigue siendo una posibilidad mientras las cuestiones de fondo no se resuelvan", según el FMI en su informe anterior a las reuniones de primavera.

Italia, que intenta lograr la aprobación parlamentaria de una reforma laboral para impulsar el crecimiento, se prevé que se contraiga un 0,3 por ciento en 2012 después de retroceder un 1,9 por ciento este año.

El FMI advirtió que el aumento de la presión sobre la financiación del sistema bancario podría reavivar la crisis, con efectos para las economías emergentes.

Las necesidades de financiación de los bancos han sido resueltas en parte por las recientes operaciones a largo plazo del Banco Central Europeo (LTRO), añadió el Fondo.

Sin embargo, los bancos de la zona euro siguieron reduciendo sus activos y sus riesgos, alimentando las preocupaciones sobre una restricción al crédito que repercutiría en el crecimiento.

El Fondo estima que los bancos reducirán sus balances en $2,6 billones en los dos próximos años.

De acuerdo con el FMI, los políticos deben estar preparados para proporcionar más financiación pública a los bancos para reducir el riesgo de un empeoramiento de la crisis.

"El BCE debe rebajar su tipo de referencia al tiempo que sigue utilizando políticas no convencionales para hacer frente a los problemas de financiación y liquidez de los bancos".

El Fondo acogió favorablemente la reciente decisión de los políticos de aumentar la capacidad combinada del Mecanismo de Estabilidad Europea (MEDE) y del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) pero indicó que podría ser necesario un MEDE expandido.

"Es necesaria una facilidad paneuropea con la capacidad de tomar participaciones directas en los bancos, incluyendo en países con poco margen de hacerlo ellos mismos", dijo el FMI.

En la zona euro, los bancos hacen frente a unos requisitos de refinanciación estimados en el 23 por ciento del PIB para 2012.

El Fondo sugiere que los bancos deben disponer de una mayor flexibilidad para reforzar sus amortiguadores de capital en caso de que el ratio Core tier 1 acelere el desapalancamiento de los bancos. (Editing by Andrea Ricci)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below