14 de junio de 2012 / 21:10 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Tsipras descarta el rescate griego y promete seguir en el euro

(Añade citas, antecedentes, detalles)

Por Lefteris Papadimas

ATENAS, 14 jun (Reuters) - El líder de la izquierda radical de Grecia prometió el jueves dejar sin efecto las condiciones ligadas al acuerdo de rescate internacional, pero dijo que mantendría al país en la eurozona después de las elecciones del domingo, que podrían decidir el destino de la moneda única.

“El memorando de bancarrota pertenecerá al pasado el lunes”, asegura el líder de SYRIZA, Alexis Tspiras, de acuerdo al texto de un discurso que será ofrecido en su último mitin de campaña en Atenas antes de las elecciones del 17 de junio.

Miles de seguidores ondeando banderas llenaron la zona que rodea la plaza Omonoia, que en los últimos años ha degenerado de uno de los encantos del centro de Atenas a un área sucia marcada por la delincuencia y la primera.

Tsipras ignoró los temores de que desmantelar el acuerdo de rescate con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional lleve a Grecia a abandonar la eurozona, y advirtió a los “especuladores” que no apostaran por esa vía.

Una serie de advertencias cada vez más explícitas de los líderes europeos de que el nuevo Gobierno griego tendrá que aceptar todas las condiciones del rescate de 130.000 millones de euros firmado el pasado marzo o vería recortados sus fondos no han podido hacer cambiar de opinión a SYRIZA.

“Votaremos el domingo con nuestros ojos en España”, dijo, en referencia al paquete de recapitalización de 100.000 millones de euros ofrecido a España por la UE, para impulsar a los vapuleados bancos del país. “Negoció y tuvo éxito pese a las amenazas de los prestamistas y al chantaje. Todavía está en el euro, sin un plan de austeridad”, señaló el político.

Tsipras, de 37 años, a convertido a SYRIZA, antes una coalición marginal de izquierdas, en el segundo partido del país, y está luchando cuerpo a cuerpo con los conservadores de Nueva Democracia de cara a la votación del domingo.

“Es joven, te da esperanza y hará frente a las potencias extranjeras”, dijo Katerina Lakopoulou, una jubilada de 64 años, una seguidora desencantada del PASOK, la formación socialista que antes dominaba el panorama electoral griego pero que fue barrido por SYRIZA en los últimos comicios de mayo.

¿SUAVIZAR LA POSTURA?

Tsipras no dio muestras de suavizar su posición sobre el rescate internacional durante un encendido discurso que fue interrumpido en varias ocasiones por los cantos y los vítores de sus seguidores. Al final dio la bienvenida a los representantes del movimiento “Ocupemos Wall Street” y otros activistas internacionales.

“Hoy hacéis Omonoia la plaza más bonita de Atenas y enviáis un mensaje de victoria dentro y fuera del país: Bruselas espéranos, estamos llegando el lunes para negociar sobre los derechos de las personas, para cancelar el rescate”, dijo.

Pero no ha habido especulaciones de que pueda moderar su postura si se enfrenta con la realidad de ser expulsados del euro, lo que obligaría a Grecia a volver al dracma.

Incluso Nueva Democracia, que respalda ampliamente el rescate, quiere renegociar algunas condiciones pero no ha habido señales de que las autoridades europeas estén dispuestas a ser flexibles en algunos puntos si el nuevo gobierno se compromete con el acuerdo.

La última encuesta de opinión publicada antes del parón preelectoral mostró que SYRIZA estaba ligeramente por detrás de Nueva Democracia y la Bolsa de Atenas subió el jueves por comentarios acerca de que sondeos secretos apuntaban a que los defensores del recate sacaban ventaja.

Sumergidos en una recesión desde hace cinco años, con una tasa de desempleo por encima del 22 por ciento y con dinero para salir a flote durante solo unas semanas si se cortan los fondos del rescate, Grecia sería peor aún fuera del euro, según advirtieron varios economistas.

Las encuestas mostraron que Grecia, incluyendo los seguidores de SYRIZA, están profundamente a favor de mantenerse en el euro, pero también señalan una profunda decepción con los partidos que tradicionalmente han gobernado el país.

“No tengo miedo de que vayamos a dejar el euro como dicen los europeos”, señaló Marina Kabouridou, de 52 años, y que busca trabajo desde 2010 cuando se vio obligada a cerrar su tienda por la crisis. “No me preocupa, puede ser incluso mejor sin el euro”. (Información de Renee Maltezou y James Mackenzie; Traducción de la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Medrano en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below