23 de mayo de 2012 / 5:23 / hace 5 años

Hollande se prepara para enfrentarse a Merkel en cumbre de UE

5 MIN. DE LECTURA

* Debate por bonos zona euro se apresta a dominar encuentro

* Francés Hollande encara gran prueba en primera reunión UE

Por Luke Baker

BRUSELAS, 23 mayo (Reuters) - Los líderes europeos explorarán formas de revitalizar a sus debilitadas economías en una cumbre el miércoles, pero el encuentro estará dominado por el debate sobre la emisión de bonos comunes de la zona euro y la duda sobre si podrán aliviar las turbulencias desatadas por la crisis de deuda del bloque.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, líder de un país cuya economía y sistema bancario se sitúan en la primera línea de la crisis, se reunirá en París antes del inicio de la cumbre con el recién elegidoo presidente francés, François Hollande, para discutir sus enfoques políticos en un marcado giro lejos del tradicional eje franco-alemán.

En casi todas las cumbres anteriores de los últimos dos años el predecesor de Hollande, Nicolas Sarkozy, se reunió con la canciller alemana, Angela Merkel, para fijar una estrategia común, lo provocó críticas de otros países debido a lo que veían como una postura dominante de París y Berlín.

En este sentido, la victoria de Hollande ha cambiado de manera significativa los términos del debate y su llamamiento a dar mayor énfasis al crecimiento ha sido bien recibido por otros líderes. Eso ha creado un enfrentamiento con Merkel, que apoya la expansión pero cuyo objetivo principal es la austeridad presupuestaria y las reformas estructurales.

En su primera cumbre de la UE, Hollande también ha optado por tomar una postura firme sobre la emisión de eurobonos - la idea de la mutualización de la deuda de la zona euro - a pesar de la fuerte oposición alemana a una propuesta que ha sido objeto de acalorados debates durante más de dos años.

El líder soscialista francés contará con el apoyo del primer ministro italiano, Mario Monti, y del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, entre otros dirigentes.

Sin embargo, Merkel no ha mostrado señales de abandonar sus objeciones a la propuesta, la que según dijo sólo podrá ser discutida una vez que Europa esté mucho más cerca de la unión fiscal.

Los Países Bajos, Finlandia, Austria y algunos estados más pequeños de la zona euro la apoyan en esa postura.

"(Los eurobonos) son la receta equivocada en el momento equivocado con los los efectos secundarios equivocados", dijo esta semana el viceministro de Finanzas alemán, Steffen Kampeter, una opinión que fue reforzada el martes por otros altos cargos del Gobierno en Berlín.

No se tomarán decisiones de envergadura en la cumbre del miércoles, que tiene por objeto promover ideas sobre el empleo y el crecimiento de cara a otra reunión prevista para finales de junio, pero está claro que el debate sobre los eurobonos y las preocupaciones ligadas a rescates bancarios son intensas.

Hoja De Ruta Eurobonos

Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos de la Unión Europea, dio todo su apoyo a la propuesta el martes, diciendo que era el momento para establecer una "hoja de ruta" con los pasos legales y fiscales para emitir bonos de la zona euro en los próximos años.

Y Herman Van Rompuy, el presidente del Consejo Europeo, el organismo que representa a los líderes de la UE, dijo que los jefes de Estado y de Gobierno deberían abandonar los tabúes a fin de pensar en el futuro de Europa y su marco económico.

"No es demasiado pronto para pensar en el futuro y reflexionar sobre posibles cambios más fundamentales en la unión económica y monetaria", escribió en una carta enviada a los 27 líderes de la UE.

"En muchos sentidos, la perspectiva de avanzar hacia un sistema más integrado impulsaría la confianza en el euro y la economía europea en general", sostuvo.

Además de explorar formas de resolver los problemas de la deuda soberana que han desgarrado las economías de Grecia, Portugal e Irlanda, aparte y poner en peligro la estabilidad del euro, los líderes evaluarán maneras de estabilizar sus sistemas bancarios.

España es un motivo de especial preocupación, puesto que muchos de sus bancos están cargados de deudas incobrables generadas por exceso de préstamos durante el "boom" inmobiliario que estalló hace tiempo y que aún parece tener mucho camino por recorrer antes de tocar fondo.

El importe total de la deuda incobrable se estima en más de 180.000 millones de euros, mientras que los esfuerzos para recapitalizar y reestructurar los bancos afectados hasta el momento no han sido suficientes.

Una de las propuestas dadas a conocer permitiría a los fondos de rescate de la zona euro recapitalizar directamente a los bancos, en lugar de tener que prestar dinero a los países para que otorguen liquidez a sus respectivas instituciones.

Pero esa es otra idea con la que Alemania está incómoda, a pesar de que Merkel dijo el martes que era necesario encontrar una forma de desmantelar las fronteras de los bancos, un posible guiño a la creación de un esquema de reestructuración bancario que abarque a toda la zona euro. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below