ACTUALIZA 2-Gobierno defiende PGE, promete cumplir meta déficit

martes 24 de abril de 2012 18:48 CEST
 

(CiU expresa intención de no apoyar PGE de 2012)

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 24 abr (Reuters) - El Gobierno español se mostró firme el martes en su defensa de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2012 al calificarlos como los más adecuados para sacar a España de la crisis económica, a la vez que prometió el cumplimento del objetivo de reducción del déficit fiscal que citó como la mayor prioridad.

El ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, quien abrió la sesión plenaria en el Congreso de los Diputados sobre el debate a la totalidad de los PGE, definió de excepcionalmente austeras las cuentas públicas en un contexto de severa crisis económica originada por el fuerte endeudamiento exterior del país.

"La crisis exige respuestas de crisis (...) Estos son los Presupuestos más austeros de la democracia y también los Presupuestos más realistas para la crisis económica que estamos viviendo", dijo Montoro.

En línea con estas palabras, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también justificó el rigor presupuestario de este ejercicio por la compleja situación económica.

"La situación es muy difícil, por eso estamos viéndonos obligados a tomar medidas y a adoptar decisiones que sabemos positivamente que no le gustan a los españoles, pero esas medidas y este presupuesto no tienen más objetivo que superar esta situación de enorme complejidad", dijo Rajoy a periodistas en los pasillos del Congreso.

Montoro, que aprovechó su intervención para anunciar un nuevo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en la primera quince de mayo, dijo que la Ley de Estabilidad Presupuestaria respalda el control de las cuentas de todas las administraciones públicas ahora que, según él, existen dudas sobre la viabilidad financiera de las CCAA.

Sin embargo, el responsable de Hacienda alabó la posibilidad contemplada en la nueva Ley de intervenir en aquellas CCAA que incumplan los objetivos de déficit, que tildó de irrenunciables.   Continuación...