13 de marzo de 2012 / 13:07 / en 5 años

ANÁLISIS- Bruselas y Madrid canjean meta de déficit por reformas

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 13 mar (Reuters) - Madrid y Bruselas han logrado salvar su orgullo mediante un práctico trueque que cambia rápidas y severas reformas económicas por una flexibilización del objetivo de déficit fiscal de 2012 que dará oxígeno a la débil economía española, opinaron analistas.

La capital belga fue testigo anoche de como el ministro español de Economía, Luis De Guindos, aceptó estrechar hasta el 5,3 por ciento la meta de déficit fiscal para este año desde el 5,8 por ciento propuesto solo una semana antes por el presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Pese a ello, la nueva meta aún queda lejos del draconiano 4,4 por ciento pactado originalmente entre el anterior gobierno socialista y la Comisión Europea.

"La dureza de las reformas estructurales ha permitido al Gobierno español una flexibilización del objetivo del déficit público", en opinión de Santiago Sánchez Guíu, coordinador de Economía del Instituto Flores de Lemus de la Universidad Carlos III de Madrid.

Desde que el Gobierno del Partido Popular tomara las riendas del poder en diciembre, ha adoptado una serie de medidas estructurales, entre ellas una reforma laboral percibida como extremadamente dura por los sindicatos mayoritarios hasta el punto de convocar una huelga general el próximo 29 de marzo.

"Lo sustancial es que la Comisión ha entendido el argumento de España de que el 4,4 por ciento era imposible, eso es lo fundamental", dijo una fuente de gobierno.

"Europa ha entendido todo el esfuerzo que España ha hecho con todas las medidas, la reforma financiera, la reforma laboral...", añadió la fuente.

El mismo ministro de Exteriores reconoció que la urgencia con que el Ejecutivo ha actuado en su empeño reformador ha sido un elemento fundamental de negociación con Bruselas para suavizar el objetivo de déficit fiscal de 2012.

"Nos lo han comprado (el argumento de la dureza de las reformas): 'Estos son unos señores serios a los que se le puede dar confianza y se les puede renegociar la deuda'", dijo José Manuel García Margallo, en referencia a las conversaciones para modificar las metas fiscales.

"Por eso la renegociación ha ido precedida de unas medidas urgentes que tomó el Gobierno (acuerdo de no disponibilidad, ley de estabilidad presupuestaria, reforma del sistema financiero, reforma laboral)", dijo en declaraciones a la Cadena Ser.

NUEVO AJUSTE, ECONOMÍA MENOS ASFIXIADA

Pese a que España deberá hacer un esfuerzo adicional comprimiendo sus cuentas públicas este año en 5.000 millones de euros adicionales a los 30.000 millones ya asumidos anteriormente con el fin de reducir el déficit desde el 8,5 por ciento desde 2011, analistas dijeron que la nueva meta de déficit ensombrece menos el ya de por sí negro panorama económico del país.

"Un cierto horizonte de recuperación de la economía (como el apuntado el lunes en un informe de la OCDE) y la posibilidad de mejora de alguna variable (como el consumo) podría posibilitar que la subida del IRPF que se hizo en diciembre tenga un efecto favorable sobre la recaudación y eso sea bastante para ajustar los nuevos 5.000 millones", dijo Sánchez Guíu.

"Sigo pensando que el mayor ajuste tiene que hacerse vía gasto", agregó.

Hasta el momento las medidas introducidas por el Gobierno suponen un recorte del déficit (combinando aumentos de impuestos y recortes del gasto) de 15.000 millones de euros.

El Gobierno ha pronosticado una caída del Producto Interior Bruto del 1,7 por ciento para este año, mientras el Banco de España proyecta una contracción del 1,5 por ciento.

"Este nuevo objetivo de déficit no va evitar una recesión como la que calcula el Gobierno para este año, pero tampoco nos va meter en un año más de caída económica como hubiera ocurrido con el 4,4 por ciento", dijo un analista que pidió el anonimato.

Algunos analistas afirman incluso que la maltrecha economía española pone en duda el cumplimiento del nuevo objetivo de déficit de este año.

"Nos sigue preocupando que va a ser muy difícil para España lograr este nivel de saneamiento presupuestario, especialmente dado que la economía ha entrado ya en recesión", dijo Julian Callow, analista de Barclays.

MERCADOS TRANQUILOS

Pero si el futuro de la economía real han sido --junto con la fuerte desviación de los objetivos de 2011-- un factor crucial para que Bruselas haya accedido a suavizar el objetivo de déficit español para este año, analistas creen que no menos peso ha tenido la economía financiera en el acuerdo alcanzado entre Madrid y Bruselas.

"Este proceso ha servido para que todo el mundo conozca la gravedad de la situación y para que el mercado vea que Bruselas no se amilana", dijo Sánchez Guíu.

Pese a todo, existe consenso entre analistas en el sentido de que el mercado ya había contado con que España y la Comisión Europea alcanzarían un acuerdo que no abrasara la posición de ninguna de ambas partes.

"Si (el objetivo propuesto por Rajoy) se hubiera interpretado como una acción de rebeldía de España, hubiera dado miedo a los mercados", dijo Sánchez Guíu.

La prima de riesgo española, pese a subir ligeramente en las últimas jornadas, no ha inquietado a economistas, que lo han atribuido a otros factores de carácter global. (Información adicional de Fiona Ortiz y Nigel Davies; editado por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below